Recull de premsa del dia

Per consultar notícies anteriors al 31 de desembre del 2011, podeu utilitzar la base de dades de premsa.

FILTRES

Data i hora inicials:

Data i hora finals:

Filtre per paraules:


 
FORUM desgrana las claves para la reconstrucción de España tras la crisis del Covid-19
19/09/2020 13:10:37
FORUM ha reunido a los principales líderes políticos, empresariales y sociales con el objetivo de reflexionar sobre la crisis que estamos viviendo y generar una visión de futuro para la reconstrucción y reactivación de España. El evento virtual ha sido inaugurado por Ignacio Aguado, vicepresidente y portavoz del Gobierno de la Comunidad de Madrid, quien ha afirmado que el contexto actual «presenta nuevos retos y realidades que cambian constantemente, pero también se han acelerado algunas soluciones, como son la digitalización de la sociedad y la informatización de la administración». La jornada también ha contado, entre otros, con la participación de Soraya Sáenz de Santamaría, socia de Cuatrecasas y Miembro del Consejo de Estado del Gobierno de España, que ha hablado sobre geopolítica en tiempos de Covid-19. La que fuera vicepresidenta del Gobierno entre 2011 y 2019 ha hablado sobre cómo «la crisis sanitaria ha pasado a ser económica y esta ha transmutado en una crisis social, que, junto al desempleo, alimenta de nuevo movimientos populistas, el proteccionismo y la polarización». Sáenz de Santamaría ha conminado a que «la obsesión de este país sea el empleo. Es la única medida económica que tiene un impacto social positivo desde el primer momento. Para ello se necesita liderazgo, talento e innovación; la crisis se resuelve con creatividad«. Ángeles Santamaría, Consejera Delegada de Iberdrola, ha coincidido con la exvicepresidenta en que «el empleo es la forma de romper el círculo vicioso de una crisis, algo en lo que puede ayudar la transición energética como generadora de empleo». «Hacemos mejor país teniendo a los ciudadanos informados» El papel de la comunicación en la transformación de la sociedad global y española, el cambio que están viviendo los medios frente al auge de las RR.SS., las fakes news y la desinformación también han sido objeto de debate en esta jornada. Luis Enríquez, Consejero Delegado del Grupo Vocento, ha incidido en que los medios no juegan ningún papel pensando en su país, sino que «hacemos mejor país teniendo a los ciudadanos informados sobre todo lo que sea que pase. Sea conveniente o inconveniente».<blockquote class="twitter-tweet"><p lang="es" dir="ltr">¿Cómo contribuyen los medios a construir un mejor país? ? Para Enríquez los medios no juegan ningún papel pensando en su país, Sino que &quot;hacemos mejor país teniendo a los ciudadanos informados sobre todo lo que sea que pase. Sea conveniente o inconveniente&quot; <a href="https://t.co/D24CANfb6M">pic.twitter.com/D24CANfb6M</a></p>&mdash; Vocento (@Vocento) <a href="https://twitter.com/Vocento/status/1306900686840442880?ref_src=twsrc%5Etfw">September 18, 2020</a></blockquote> <script async src="https://platform.twitter.com/widgets.js" charset="utf-8"></script> Además, ha recalcado que el teletrabajo es una medida de urgencia, no algo permanente. «En las redacciones se comparten ideas, se discute, se debate. En los departamentos de Marketing surgen ideas pensando en equipo. Y eso es complicado hacerlo a través de una pantalla», ha expresado, añadiendo que la crisis del Covid-19 no ha cambiado la forma de informarse, sino que ha «acelerado la transición del papel a lo digital». ¿Y pueden las empresas y el nuevo capitalismo humanista mejorar la sociedad? Federico Linares, Presidente de EY España, ha afirmado que «sabíamos que las empresas necesitan a la sociedad, pero en esta pandemia ha quedado claro que la sociedad también necesita a las empresas. El nuevo pacto social ha pasado a ser trilateral: ciudadanos, estado y empresas. Por ello, solo saldremos adelante y crearemos valor a largo plazo para el conjunto de la sociedad si apostamos por un capitalismo humanista, si ponemos a la persona en el centro de todas nuestras actuaciones y lo hacemos todos juntos, a través de una colaboración público-privada para afrontar los grandes desafíos de futuro: transformación digital y sostenibilidad».

Los hospitales de Madrid se acercan al abismo: 18 de ellos ya tienen una ocupación superior al 90%
19/09/2020 13:01:23
Los hospitales de la Comunidad de Madrid rozan el abismo. elDiario.es ha tenido acceso a los datos de ocupación –del jueves– de la práctica totalidad de la red hospitalaria de la región –incluyendo centros públicos y privados–. Estos datos reflejan hasta qué punto la sanidad madrileña empieza a estar de nuevo colapsada, después de que la Atención Primaria ya esté desbordada desde hace semanas. La COVID-19 avanza en la región y los sanitarios admiten ya el temor ante lo que puede estar por venir. En algunos hospitales como el 12 de Octubre, el Gregorio Marañón o el Infanta Leonor –los más grandes– están "especialmente tensionados", defienden sindicatos y expertos, y hay UCI completas: no solo de coronavirus, pero llenas. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, anunciaba este viernes el cierre de 37 zonas de la región con más incidencia de casos en las últimas dos semanas. A partir del lunes, se limita la movilidad de casi un millón de personas que podrán desplazarse para trabajar, ir al colegio o cuidar a personas dependientes, entre otros, pero que no podrán salir para ocio. Las zonas afectadas coinciden casi en su totalidad con el sur de la capital y de la región. En esas zonas es donde la ocupación hospitalaria está ya muy cerca de su máxima ocupación. Los datos a los que a accedido este periódico reflejan que 18 hospitales de Madrid ya tienen una ocupación superior al 90% de su capacidad (entre pacientes covid y no covid) y en muchos las UCI están al 100%. Con este escenario, los quirófanos vuelven a reconvertirse en zonas para atender a los enfermos más graves, se suspenden intervenciones quirúrgicas y se empiezan a montar tiendas de campaña para atender a una oleada de pacientes que se esperan en los próximos días por la creciente curva en los contagios. Los hospitales públicos con una mayor ocupación son el militar Gómez Ulla que tiene su capacidad al 97,7% y las UCI al 100%, seguido del hospital universitario La Paz con el 95,5% de ocupación; el del Sudeste con el 95,2%; el Infanta Cristina con el 94,2% de ocupación en planta y el 100% en cuidados intensivos; el Puerta del Hierro con el 94,1% y el 95,6% de las UCI; el Infanta Leonor con el 93,8% de las camas de planta y la capacidad al 100% de críticos y el Universitario de Móstoles al 92,2%.De los hospitales más grandes de la capital, el Gregorio Marañón, en el corazón de la capital, está ya en una ocupación del 80,8% en planta y del 96,9% en la UCI, y el 12 de octubre, próximo a los distritos con más incidencia, ya están al 81,8% y 85,3%, respectivamente. Ambos centros tienen una capacidad superior a las 1.000 camas. El Hospital Central de la Defensa Gómez Ulla de Madrid, en el distrito de la Latina –el que más ocupación registra– instalaba este viernes en su aparcamiento unas tiendas provisionales de triaje hospitalario. El Gómez Ulla ya fue uno de los centros hospitalarios que vio desbordadas sus capacidades en la primera ola de la pandemia y ahora, ante el aumento de casos en Madrid y su capacidad ya al límite, ha decidido adelantarse ampliando sus capacidades.Solo en la última jornada, la Comunidad de Madrid ha registrado 5.000 nuevos casos confirmados por coronavirus. Son mil más de los detectados durante todo el mes de julio. Desde que España entró en la nueva normalidad tras el confinamiento general el 21 de junio, la Comunidad de Madrid se ha ido convirtiendo, semana a semana, en el foco y centro principal del rebrote de la pandemia de COVID-19. En dos meses ha pasado de una incidencia acumulada en 14 días de 9 casos por 100.000 habitantes el 15 de julio a otra de 642 el 16 de septiembre. Este crecimiento prolongado y exponencial ya se nota en los hospitales que están al borde de su capacidad real. El Gobierno regional siempre se escuda en que la situación no es como la de marzo, y tiene razón: entonces se triplicaron las camas de planta y las de cuidados intensivos y se utilizaron todo tipo de espacios. Con estos datos hablamos de las camas de las que disponibles normalmente los hospitales madrileños. Las cifras reflejan que estamos ya de nuevo rebosando la capacidad. La mayor concentación se produce en la zona centro y sur de la región.En la Comunidad de Madrid los hospitales están a un nivel de ocupación de prácticamente del 80% (en el resto del país sin contar a Madrid es del 70%). y 18 de 59 hospitales madrileños están actualmente a un porcentaje de ocupación superior al 90%, mientras que 37 de ellos en una ocupación superior al 80%, según las cifras del 16 de julio. Si atendemos solo a las camas ocupadas por pacientes Covid, Madrid es la autonomía con mayor porcentaje: un 22%, cuando la media nacional es un 8,5%. Está además muy lejos de la segunda con una mayor saturación en los hospitales, que es Castilla-La Mancha (13%), según el último informe diario del Ministerio de Sanidad del 16 de septiembre. Lo peor está en las UCI. La presión al sistema sanitario se ha desbordado en los centros de salud y ahora enfila las Unidades de Cuidados Intensivos. Es el siguiente indicador, junto con las hospitalizaciones, para medir la evolución de la segunda ola. A fecha 16 de septiembre, 371 personas estaban ya ingresadas en estado crítico.Según los datos por hospitales, en cuidados intensivos la ocupación en los centros públicos de Madrid está ya al 87% de su capacidad, una cifra que dista de la que ofrecen los responsables de la Consejería de Sanidad que defienden que está al 40%. Entre públicos y privados esta ocupación desciende al 79% pero sigue siendo el doble de la que ofrecen desde el departamento de Enrique Ruiz Escudero. Comisiones Obreras explica que la Consejería incluye para calcular la proporción camas ocupadas UCI todas las disponibles en estas unidades auxiliares que suelen estar llenas cuando las cirugías funcionan a pleno rendimiento. Los sanitarios de varios hospitales del sur de Madrid con los que ha hablado elDiario.es coinciden en que el problema no es el espacio –reformado en la mayoría de centros durante la primera ola–, sino la falta de profesionales. Una parte aún no ha regresado de las vacaciones y las bolsas de empleo están agotadas, según los sindicatos. Lo que vuelve a poner a los profesionales en situación de estrés y alerta.  La presidenta madrileña anunciaba este viernes el confinamiento parcial en 37 áreas de la región más castigadas por la pandemia en esta segunda ola. Durante al menos dos semanas, más de 850.000 personas verán restringida su capacidad de moverse por la autonomía, entre otras medidas de limitación de aforo. "Lo que hemos detectado es que hay 37 áreas en toda la Comunidad de Madrid donde la incidencia es muy superior. Estamos hablando de 1.000 contagios por 100.000 habitantes, una cifra gravísima. Nos vemos en la obligación de tomar una serie de medidas para contener la propagación del virus", decía la presidenta madrileña.Una de las medidas que se plantea la presidenta Isabel Díaz Ayuso es la de reabrir el hospital de campaña de Ifema, lo que supondría el reconocimiento de que la sanidad madrileña vuelve a no dar abasto más de cuatro meses después de haberlo cerrado con una fiesta en la que la presidenta madrileña presumió de gestión y provocó una aglomeración inexplicable. En marzo y abril, Ifema se sostuvo a costa de los sanitarios de la Atención Primaria y en el Gobierno regional no explican ahora cómo piensan mantenerlo en el caso de que se reabra, a la vez que aseguran que “no hay más sanitarios el las listas del paro“, según afirmó la propia Ayuso el martes durante el Debate del Estado de la región.Gráficos de Raúl Sánchez González.

Ruth Bader Ginsburg, jueza del Supremo de EEUU, icono feminista y pionera en la lucha por la igualdad
19/09/2020 11:08:13
Al día siguiente de la toma de posesión de Donald Trump, cientos de miles de mujeres protestaron en las calles de Washington en la marcha de las mujeres, la más concurrida de la historia del país. Ese día la cara de Ruth Bader Ginsburg estaba en cazadoras, pancartas y camisetas. Para entonces la jueza ya estaba en tazas, imanes y disfraces de Halloween y se la conocía como “The notorious RBG”, el apodo que le dio una seguidora para comparar su estrellato con el del rapero B.I.G..En 2015 Ginsburg, octogenaria, diminuta y poco habladora, le preguntó a sus asistentes en el Tribunal Supremo quién era el notorio rapero. Su conclusión es que sí tenían algo en común: “Los dos crecimos y nos criamos en Brooklyn”.Ginsburg, que ejerció como jueza del Supremo desde 1993 hasta sus últimos días, murió este viernes a los 87 años en su casa en Washington por un cáncer de páncreas. La lucha de Ginsburg nunca se desenvolvió en las calles, como la de las mujeres, muchas jóvenes que lucían su efigie en aquella marcha o como las que se concentraron este viernes delante de las columnas del Tribunal Supremo en un velatorio improvisado por su muerte. Su batalla, silenciosa y al principio lejos de las cámaras se desarrolló en los tribunales, primero como abogada y luego como jueza. Las sentencias que logró en los años 70 fueron marcando el cambio de interpretación en la legislación de Estados Unidos para que ni las instituciones ni las empresas hicieran distinciones por sexo a la hora de dar ayudas, pagar o admitir a una persona. Ginsburg consiguió ganar batallas nuevas cuando ella misma –como estudiante de Derecho, como abogada, como mujer independiente– era todavía una rareza en un país donde los hombres copaban el poder en las universidades, los tribunales, las empresas y la vida social.Ruth Bader nació en Nueva York el 15 de marzo de 1933. Sus padres eran inmigrantes rusos judíos que vivían con lo justo como vendedores en una sombrerería y una peletería en Brooklyn, pero que valoraban la educación como único camino para el progreso.Al empezar a estudiar Derecho en 1956 en la Universidad de Harvard era una de nueve mujeres en una clase de 552 personas. Muchos años después, despacio, con una risita entrecortada y mucha calma, solía contar cómo en una cena al principio del curso el decano les preguntó una a una a las mujeres por qué le habían quitado el sitio en la clase a un hombre que podía estar en su codiciado lugar. Ruth, nerviosa por la pregunta, contestó que era la manera de comprender mejor el trabajo de su marido, Marty Ginsburg, que también estaba estudiando Derecho en esa universidad. En aquellos años, Harvard ponía todas las pegas posibles a las mujeres que intentaban estudiar, con rebeliones de los hombres para que no entraran en la biblioteca o impedimentos logísticos, como no poner un baño para mujeres. Pero Ruth tenía a su lado a Marty, el mayor aliado de su vida y de su carrera. “Es el primer chico que conocí al que le importaba que tenía un cerebro”, le gustaba repetir. Aquellos años en Harvard fueron especialmente duros para la pareja. Llevaban unos pocos años casados, acababa de nacer su primera hija y justo habían empezado las clases cuando a Marty le diagnosticaron un cáncer de testículos y se quedó casi incapacitado durante meses, al borde de la muerte. Ruth cargó con el cuidado de su hija y con sus estudios y los de su marido, al que ayudaba para que no perdiera sus clases. Marty se recuperó por completo y se graduó sin perder ningún año. Su historia de amor fue uno de los núcleos de la vida y la carrera de Ruth. Ella siempre decía que había conseguido estar donde estaba por el apoyo incondicional de Marty, convencido de que su mujer llegaría a lo más alto de la carrera judicial y entregado a cocinar, a cuidar de su casa y sus hijos en años donde eso no era lo habitual. La conexión entre Ruth y Marty era casi mágica. Muchos años después, a Ruth se le quebraba la voz al recordar cómo una de las tantas veces que ella se puso enferma Marty intervino como un resorte. “Un día, cuando tenía un brote de cáncer de colon, durante una transfusión de sangre, Marty se dio cuenta de que algo no iba bien”, contaba. “Inmediatamente me arrancó la aguja del brazo. Resulta que había una disparidad no en mi tipo de sangre sino en un tipo de antígeno. Tal vez no habría sobrevivido si él no hubiera estado allí”.El apoyo de Marty fue especialmente clave después de la graduación, cuando él, graduado de Harvard, era un deseado abogado mientras su mujer era rechazada en todas las firmas de abogados a las que pedía trabajo. Se mudaron a Nueva York y Harvard no le dejó a Ginsburg transferir su expediente a la Universidad de Columbia, donde al final ella consiguió graduarse con menos problemas de los que había tenido en Harvard. Aun así, no había bufete que quisiera contratar a una mujer y para pagar las facturas a menudo aceptó trabajos como secretaria o ayudante judicial.Ginsburg acabó dando clase en la Facultad de Derecho de Rutgers, en New Jersey. Para quitarse el gusanillo de la práctica jurídica, empezó a trabajar como abogada voluntaria para la Unión Americana de Derechos Civiles (ACLU, en inglés). Inspirada por sus jóvenes estudiantes, empezó a aceptar más casos que trataban la discriminación de género tanto contra hombres como contra mujeres. En uno de sus casos más célebres defendió a un hombre que no estaba recibiendo ayudas federales por dejar su trabajo para cuidar a su madre porque la ley consideraba que esa asistencia familiar era algo propio de las mujeres. Durante los años 70, aceptó varios casos similares. No siempre tuvo éxito pero poco a poco fueron empujando la causa de la igualdad. En aquellos años quejarse era inusual y todavía más denunciar a tu empresa o a tu estado. Sharron Frontiero, que recibía menos ayudas familiares como empleada de la Fuerza Aérea porque su marido no contaba como si fuera una esposa, recordaba en el documental RBG lo que le decían cuando se atrevió a denunciar a la institución con su joven abogada: “Las chicas buenas no levantan la voz… no hacen demandas… Bueno… ¡Pues peor para vosotros!”. Ginsburg ganó su caso ante el Tribunal Supremo en 1973. “Los hombres y las mujeres son personas de igual dignidad y deben contar lo mismo ante la ley”, dijo ante el alto tribunal. Ginsburg también citó a Sara Grimke, abolicionista y feminista, que en 1837 dijo: “No pido ningún favor para mi sexo… Sólo le pido a nuestros hermanos varones que quiten el pie de nuestro pescuezo”.“Ruth Bader Ginsburg cambió el mundo para las mujeres estadounidenses”, decía en aquel documental Nina Totenberg, corresponsal de asuntos jurídicos de la radio pública NPR y una de las personas que mejor cubrió la trayectoria a la jueza. “Miles de leyes federales y estatales ejercían la discriminación de género. Ella siguió el camino de la batalla por la igualdad racial. Consiguió para las mujeres la protección igualitaria ante la ley”.El papel de Ginsburg en aquellos años la llevó a Washington, donde en 1980 Jimmy Carter la nombró jueza de distrito. Marty dejó su lucrativo trabajo de fiscalista en un bufete de Nueva York para seguirla y cuidar de su familia. También hizo campaña para que Bill Clinton la nombrara magistrada del Tribunal Supremo en 1993. Fue la segunda mujer en llegar al alto tribunal, la instancia más alta del poder en Estados Unidos y donde los magistrados sirven hasta su muerte o hasta su retirada voluntaria. Ginsburg solía decir que había nacido “con muy buena estrella”. Recordaba lo que le decía Sandra Day O' Connor, su colega y la primera mujer en el tribunal. “Imagínate que hubiéramos llegado en un momento en el que las mujeres hubieran sido bienvenidas al colegio de abogados. ¿Sabes qué? Hoy seríamos socias jubiladas de un gran bufete. Pero como ese camino no estaba abierto para nosotras, tuvimos que encontrar otra manera y las dos terminamos en el Tribunal Supremo de Estados Unidos”.Hasta la muerte de Ginsburg había tres mujeres entre los nueve magistrados del Supremo. En el documental, las cineastas le preguntan a Ginsburg cuál creía que sería el número ideal de mujeres en el Supremo. “Nueve”, contesta ella. “Cuando había nueve hombres nadie se quejó”. Cuando Clinton designó a Ginsburg en 1993, su elección se consideró una opción centrista por su trayectoria moderada como jueza. Clinton no lo tenía claro y apenas conocía a la magistrada, pero la entrevista con ella lo convenció. A lo largo de los años, Ginsburg se fue moviendo hacia posiciones más progresistas. A medida que más jueces conservadores entraban en el tribunal, ella fue asumiendo el papel de escribir influyentes opiniones en contra de la mayoría, algo esencial en el equilibrio de la poderosa institución. Pese a sus opiniones firmes y progresistas, era una figura muy querida por demócratas y republicanos. Uno de sus mejores amigos en el Supremo fue Antonin Scalia, el juez ultraconservador que murió en 2016. A ambos les unía la pasión por la ópera y el sentido del humor. Ginsburg apareció pasados los 80 como extra en varias óperas. Unos días después de las elecciones de 2016, debutó en la Ópera Nacional de Washington, cuando apareció como extra en La hija del regimiento de Donizetti. Ese encanto empujó a Ginsburg a convertirse en un inesperado icono cultural. Dos de los filmes más taquilleros de los últimos años en Estados Unidos son un documental y una película sobre su vida y su carrera legal contra la discriminación sexual. Hasta sus tablas de gimnasia eran objeto de adoración. La única vez que entró de lleno en política fue cuando llamó en una entrevista “impostor” a Donald Trump durante la campaña de 2016. Enseguida se arrepintió y dijo que su comentario fue “una mala idea” porque los jueces nunca deberían opinar sobre personas que se presentan a cargos públicos. La Casa Blanca lleva días preparándose para abrir la carrera para sustituirla antes de que tome posesión el próximo presidente por si pierde Trump. Es un movimiento inédito tan cerca de unas elecciones. Los republicanos impidieron a Barack Obama nombrar a un sucesor de Scalia en febrero de 2016, cuando faltaban casi un año para que tomara posesión el siguiente presidente.  El luto por la muerte de Ginsburg se mezcla ya con la batalla partidista que la jueza a menudo intentó evitar. Julie Cohen, la cineasta del documental RBG, decía anoche con una foto de la concentración en las escaleras del Supremo: “Esta noche lloramos. Mañana seguiremos la lucha en su lugar”.Cuando la autora de uno de los libros sobre ella le preguntó cómo le gustaría ser recordada, ella contestó: “Alguien que utilizó cualquier talento que tuviera para hacer su trabajo lo mejor que pudo. Alguien que ayudó a reparar grietas de su sociedad, para hacer las cosas un poco mejor”.

Iglesias fija como "tarea fundamental" de Podemos avanzar a la República y dice que los Presupuestos no gustarán a la derecha
19/09/2020 10:51:44
El vicepresidente segundo del Gobierno y secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha fijado como "tarea política fundamental" de Podemos para los "próximos tiempos" avanzar hacia un "horizonte republicano", al tiempo que ha vuelto a abogar por negociar los Presupuestos de 2021 con la mayoría parlamentaria que facilitó la investidura, frente al bloque de derechas cuyas políticas van "en la dirección contraria" a las nuevas cuentas públicas que "no les van a gustar"."Hay que trabajar y construir alanzas para avanzar hacia un horizonte republicano, tiene que ser una tarea política fundamental de Podemos en los próximos tiempos", ha establecido Iglesias como hoja de ruta para su formación durante la apertura del Consejo Ciudadano Estatal de Podemos.Iglesias ha subrayado que los republicanos deben ser capaces de entender el "momento histórico de crisis de la Monarquía y del modelo de estado que encarna" y en consecuencia " tener valentía y audacia para poner sobre la mesa la necesidad de que España avance hacia el horizonte de una República" en el que "llegue a la Jefatura del Estado".En esta línea, ha apuntado que "cada vez menos gente en España entiende, especialmente la gente joven, que en pleno siglo XXI la ciudadanía no pueda elegir quien es su jefe de Estado y que este no tenga que responder ante la Justicia como cualquier ciudadano y no pueda ser apartado de su cargo si comete un delito".Asimismo, Iglesias ha vinculado ese horizonte republicano para encauzar la crisis económica y territorial de España, al plantear un proyecto que suponga fortalecer los derechos sociales, los servicios públicos, la igualdad de género, educación y cultura, que sea "modernizador" y deje atrás el modelo económico basado en "especulación inmobiliario, la exclusividad del turismo y la contratación pública del que la Monarquía fue un ineficaz promotor".Según Iglesias, la Monarquía ya no representa las nuevas oportunidades de negocio de sectores empresariales más dinámicos, sino que estos deben formar parte de un horizonte republicano que suponga modernización económica, mayor eficiencia y mayor capacidad competitiva en el marco europeo."Seguramente esta disociación entre intereses económicos de España y viejas estructuras revela el agotamiento del papel histórico que la Monarquía jugó en la patria", ha dicho.Junto a lo económico, ha instado a lograr un horizonte republicano como "escenario de superación de la crisis territorial", estableciendo una organización "más federal, más confederal y construida sobre fraternidad y reconocimiento de la diversidad y plurinacionalidad de España", frente al "modelo centralista encarnado por la Monarquía".También ha reivindicado la Ley de Memoria Histórica que aunque "no es perfecta" al seguir quedando "asignaturas pendientes", sí contiene elementos no acometidos por ningún Gobierno "en 40 años", y ha avanzado que se enriquecerá durante su tramitación parlamentaria con las aportaciones de otras formaciones y de las organizaciones de memoria histórica.En cuanto al proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2021, Iglesias ha afirmado que "muy pronto" será presentado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y por él mismo, una vez culminen las negociaciones entre la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y el secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, en materia fiscal.No obstante, ha adelantado que incluirá proyectos "ambiciosos" de inversión en la línea del "sentido común de época" que marca el acuerdo europeo, fortalecimiento de "lo público", y "avances importantes" en materia de justicia fiscal."Seguramente a quienes forman bloque de gobernabilidad con la extrema derecha no les va a gustar", ha afirmado Iglesias en alusión a PP y Cs, a quienes ha criticado por la "anomalía" que supone que conservadores y liberales pacten y gobiernen con la "extrema derecha" que a su juicio representa Vox que "Reivindica públicamente la dictadura y propone ilegalizar a millones de españoles de PNV, ERC, EH Bildu o Unidas Podemos".Ante unos PGE que trazarán las "claves fundamentales de la dirección de Estado para los próximos años y décadas", Iglesias ha rechazado al bloque de derechas por gobernar con Vox y hacer políticas de "intereses de la élite corrupta y la destrucción de lo público", algo que va "En contra" de los PGE de 2020. "El ejemplo lo tiene todo el mundo, no hay más que ver lo que significa el gobierno del PP y Aguado en Madrid", ha añadido.En su lugar, ha vuelto a apostar por negociar los PGE con la mayoría que propició la investidura y el Gobierno de coalición, tras haberse mostrado dispuestos a ello, puesto que a pesar de que dicho proceso no será "fácil", considera que se ha demostrado "viable" para sacar adelante unas cuentas "sociales" y dar "sentido y estabilidad a los próximos años".

Íñigo Errejón: "Al Gobierno le queda grande el apelativo del 'más progresista'"
19/09/2020 10:19:31
El líder de Más País y diputado en el Congreso por Madrid, Íñigo Errejón, considera que al Gobierno de coalición el apelativo del más progresista de la historia "le queda un poco grande", y por ello, asegura, necesita un "toque de atención" de los partidos de izquierdas para corregir su rumbo."El Gobierno de momento no está a la altura. Para ganar el título del gobierno más progresista de la historia debe ofrecer más certezas y seguridad a las familias españolas. No basta con pelearse con la derecha", lamenta Errejón en una entrevista con EFE.A juicio del exdirigente de Podemos, ahora diputado por Más País, el Ejecutivo de Pedro Sánchez actúa en ocasiones como lo haría un gobierno de derechas, y lo hace -asegura Errejón- porque lo decide él mismo, sin que ningún partido se lo exija a cambio de ningún tipo de reforma."Este Gobierno acaba de permitir una fusión oligopólica entre bancos que va a hacer más poderosos a los banqueros y va a alejar a los españoles de recuperar los 22.000 millones de euros del rescate bancario y de tener un banco público, como tiene por ejemplo Alemania. ¿Ese giro que ha hecho el Gobierno, lo ha hecho por Ciudadanos? No, lo ha hecho porque ha querido", denuncia Errejón.También señala el diputado de Más País "la fuga vergonzosa del rey emérito" como otra de sus decepciones con el Ejecutivo del PSOE y Unidas Podemos: "El Gobierno ha actuado de una manera muy similar a como lo habría hecho un Gobierno del PP".El líder de Más País tiene un listado de insatisfacciones. "La vuelta al cole ha sido un desastre, la sanidad no se ha reforzado como se necesitaba, el Ingreso Mínimo Vital no lo cobra nadie, la reforma laboral no ha sido derogada, los bancos son hoy más fuertes y los ciudadanos viven con más miedo al futuro...".No obstante, cree que ese rumbo es "corregible" y por eso, dice, al Ejecutivo "hay que pincharle". "Desde fuera ayudamos a estirar", apunta Errejón que se siente con "la libertad de señalar lo que no hacen bien" porque no está dentro del Ejecutivo. "Tenemos que exigir que sea más valiente, porque este Gobierno va a pagar el mismo precio si es valiente que si es cobarde. La diferencia es que si es valiente tendrá apoyo popular, y si es cobarde, provocará desencanto", subraya.Preguntado sobre el papel de los ministros de Unidas Podemos, dice que no sabe cuál es "porque las deliberaciones en el Consejo de Ministros son secretas. Yo juzgo a este Gobierno por sus hechos. Y el Gobierno es uno", dice Errejón, que asegura no tener ningún tipo de interés en los "cotilleos" sobre las diferencias entre los dos socios de la coalición."El Gobierno no puede contentarse solo con ser lo menos malo... Como enfrente tiene a las derechas, cree que le basta con quedarse quieto y parecer Salvador Allende. Eso vale para pasar de semana en semana, pero no para sacar a las familias españolas de la ansiedad y la incertidumbre, para eso hay que comprometerse con un giro social y verde drástico", reclama.Respecto a los presupuestos, Errejón denuncia que el Gobierno "no ha hecho los deberes" y ni siquiera ha presentado aún su proyecto, de modo que considera que el debate actual es simplemente "humo". Ante una pandemia ha incrementado la desigualdad entre los españoles, Errejón reclama la introducción en las cuentas de un impuesto a las grandes fortunas -lo que en Más País han denominado la "tasa COVID"- para quienes ganan más de 600.000 euros al año o tienen más de dos millones de euros de patrimonio."No se puede hacer una política de transformación ecológica y de protección social sin equilibrar las cargas fiscales", subraya. Errejón revela que solo mantiene relación con los ministros del PSOE, y no con los de Unidas Podemos, y de los problemas judiciales de su anterior formación dice: "en el pasado he visto cómo grandes acusaciones mediáticas contra Podemos se quedaban en nada. No sé si en este caso será así, pero la experiencia me dice que eso ya ha pasado otras veces".Errejón, que no aclara si Más País concurrirá a las próximas elecciones catalanas, tiene voluntad de tejer alianzas con otras formaciones y apunta que su intención es crecer y estructurarse como un partido, aunque esa tarea -dice- "se tiene que hacer a fuego lento".

El presidente de la Cámara de Comercio de EE.UU. en España: «Sin consenso no saldremos bien parados de esta»
19/09/2020 8:16:06
Hoy os propongo una conversación con Jaime Malet, presidente de AmChamSpain, la Cámara de Comercio de EE.UU. en España. En la entrevista hablaremos de la perspectiva económica española, de Cataluña, de las relaciones de España con Estados Unidos y de las próximas elecciones estadounidenses. - Querido Jaime, has tenido recientemente una conversación con la ministra Calviño, ¿te ha convencido relativamente del plan para la recuperación económica? La vicepresidenta Calviño tiene un conocimiento valioso de cómo funcionan los mecanismos financieros en la Unión Europea, por su experiencia anterior como alta funcionaria y directora general de Presupuestos de la Comisión. Veo, además, ortodoxia y búsqueda de criterios de eficiencia en la máxima responsable económica del Gobierno. La suma de estos factores la convierte en imprescindible para articular la aplicación de los 140.000 millones de euros de ayudas europeas del fondo «Next Generation» y, en general, para traer sentido común a la necesidad perentoria de paliar los efectos de la pandemia en medio de una gran fragmentación política y erosión institucional. También veo bastante realismo sobre la dura realidad de la situación económica, que tardó mucho en llegar en la crisis financiera de hace diez años. Y creo que se está avanzando en la forma en que se van a invertir los fondos europeos, en la taxonomía de los proyectos dentro de esa percepción de urgencia. Creo que no toca otra que un gran consenso entre las principales fuerzas políticas, bajo la escrupulosa mirada de nuestros acreedores internacionales, para acometer reformas de gran calado que transformen nuestro modelo productivo. Todavía no nos damos cuenta de los efectos que la caída brutal de demanda y destrucción de oferta va a tener en nuestra riqueza y en la estructura productiva del país. Pero creo que sin consenso no saldremos bien parados de esta. - ¿Hay algo que no te parezca acertado? Como le señalé a la vicepresidenta, no nos parece acertado que se haya restringido desde marzo la inversión extranjera en amplios sectores a empresas y fondos estadounidenses (y de otros países equiparables extracomunitarios como Japón o Canadá). Y en cambio se permita, sin restricciones, la inversión de empresas y fondos europeos en España. En estos momentos creemos que la inversión estadounidense es más necesaria que nunca. Otorgar una ventaja competitiva a los inversores europeos puede llevar a una pérdida de soberanía a muy bajo coste. En la Cámara creemos que las limitaciones a la inversión extranjera para impedir adquisiciones oportunistas en sectores críticos tiene que ceñirse exclusivamente a empresas de países que no pertenezcan a la OCDE. - ¿Qué incidencia puede tener en la política económica española la presión de la extrema izquierda para aumentar la fiscalidad y modificar la reforma laboral? Somos contrarios a incrementar impuestos en estos momentos. En España solo el 32,4% de la población trabaja para el sector privado. Creemos que en el escenario de pandemia y pospandemia hay que ir con mucho cuidado con anuncios de incrementos impositivos o de nuevas figuras tributarias que puedan desincentivar aún más la actividad empresarial y la inversión. Entendemos que habrá que consolidar, pero no es el momento de hablar de ello. En cuanto al mercado de trabajo nosotros somos partidarios de cambiar el marco laboral, pero no en el sentido que se ha anunciado. Creemos que el sistema es todavía demasiado rígido para permitir la reubicación de la fuerza laboral desde sectores que van a adelgazar necesariamente hacia aquellos que tienen que tirar de la economía en los próximos años. La reforma laboral y la reforma educativa son fundamentales para el reskilling, la adaptación de los trabajadores a las nuevas aptitudes que se van a necesitar. Esto era ya así antes de la pandemia, por el proceso de digitalización, la I.A., la robótica, etc. Ahora es todavía más necesario. - Como catalán, ¿como ves la situación política catalana en relación a la necesidad de unir esfuerzos para la recuperación económica de España? La situación política catalana es un desastre desde hace ya años. Y pese a lo dramático de la pandemia parece que lo único que sigue interesando es acrecentar el victimismo, la gesticulación inútil y buscar nuevos frentes, por ridículos que parezcan, para la confrontación, necesariamente muy poco inteligente, con el resto de España. Por desgracia está llegando un momento de realismo. Miles de compañías han marchado, el talento no viene ni va a venir del resto de España, tampoco de Europa, y si no cambia el discurso rápido la decadencia de Cataluña va a durar décadas. Además, el mundo ha cambiado y lo que pasa aquí tiene muy poca importancia, menos todavía que hace tres años. Le han lavado la cabeza a cientos de miles con los medios públicos de comunicación. En pocos sitios democráticos hay una televisión como TV3 pagada por todos los contribuyentes que trabaja 24/7 para mantener a unos tensados y a otros aburridos o amedrentados. En Cataluña hay muchos que piensan que las grandes manifestaciones y la queja continua, pese a manejar durante décadas presupuestos millonarios, son el símbolo de la grandeza de un pueblo, pero yo observo el mundo y solo veo tantos gestos histriónicos en las dictaduras más decadentes. Soy catalán de pura cepa y me causa un daño enorme que unos cuantos políticos le han hecho esto a Cataluña, una tierra de gente trabajadora y seria. - En calidad de presidente de AmChamSpain, ¿como ves la relación política y comercial entre España y EE.UU.? Veo bien la relación y muchas oportunidades en el futuro. España y Estados Unidos comparten intereses geoestratégicos y económicos. EE.UU. es el primer inversor en España desde los años 60 y crea efectos enormemente positivos desde entonces en el tejido productivo. Por otra parte EE.UU., que era un destino imposible para la inversión española, es hoy el segundo destino inversor. Hemos pasado de ser un inversor muy menor a ser el 11º inversor directo. La relación es buena políticamente, sin estridencias, y ello se iba a plasmar en el viaje de estado de los Reyes en Abril que se tuvo que cancelar por la pandemia. Sobre todo veo grandes oportunidades para afianzar nuestra colaboración, especialmente tras el Brexit. EE.UU. necesita tener un aliado estable dentro de Europa, y España puede ocupar ese lugar, teniendo en cuenta intereses compartidos de influencia mutúa en otras latitudes (Latinoamérica y el Mediterráneo principalmente) y la lengua, que compartimos con más de 50 millones de estadounidenses. - ¿Como ven a España los inversores estadounidenses en esta situación? Los inversores de todo el mundo están en una situación de wait & see. El 2018 fue un año récord de inversión extranjera pese a la inestabilidad política pero en cambio el 2019 la inversión extranjera estuvo en mínimos. Nosotros como entidad tenemos la responsabilidad de trabajar por el equity story ante los grandes inversores estadounidenses y trabajamos con nuestros trescientos socios para atraerlos a España. - Última pregunta. ¿Como de importantes son las elecciones estadounidenses, no solo para EE.UU., y cuáles serían las consecuencias de un eventual cambio de liderazgo? Las elecciones en EE.UU. son siempre importantes y si hay cambio de líder mucho cambiará, pero no todo. Entre otras cosas, no cambiará la lucha por la hegemonía mundial entre China y EE.UU., que durará décadas. Tampoco va a cambiar el proceso de repliegue en la globalización. Los cambios tecnológicos permiten cada vez más producir cerca (nearshoring o offshoring) y la pandemia, que ha hecho visible la enorme dependencia que los occidentales tenemos de las exportaciones chinas, va a acelerar enormemente este proceso.

David Graeber y el anarquismo
19/09/2020 7:57:30
La prematura desaparición del antropólogo y activista David Graeber ha provocado una viva emoción en las redes sociales y suscitado, en la prensa internacional, numerosos titulares: tanto en reconocimiento del valor intelectual de su extensa y valiosa obra como de su activismo militante. Un reconocimiento ampliamente merecido. No solo por el interés que sus trabajos … Continuar leyendo "David Graeber y el anarquismo"

El nombre d'accidents mortals al medi natural es dispara
19/09/2020 2:00:00
Aquest estiu hi ha hagut 37 víctimes, mentre que en el de l'any passat en van ser 15 i creixen sobretot a la muntanyaL'alta freqüentació d'aquests espais també ha provocat un increment dels rescats

El saló d'emprenedors Biz busca reactivar l'economia
19/09/2020 2:00:00
El certamen se celebrarà simultàniament al Saló de l'Ocupació, i tindran espais comuns per posar en contacte empreses i treballadorsEstrenen l'activitat firal presencial de l'era Covid

Un Crist humaníssim
19/09/2020 2:00:00
Fa cosa de tres anys vaig veure Enrique Irazoqui al bar Marítim, on, em consta per gent que el coneixia, hi va passar estones durant els molts anys que, exercint-hi llargament com a professor de Literatura,...

523.344 trabajadores quedarían fuera de los ERTE con la oferta del Gobierno
19/09/2020 1:59:39
Solo un giro de 180 grados en las negociaciones que deben prorrogar los ERTE permitirá que empresarios y sindicatos rubriquen un acuerdo para prorrogar las ayudas al empleo. La propuesta que defienden los ministros del ala socialista del Gobierno, José Luis Escrivá, Nadia Calviño y Reyes Maroto, de mantener las ayudas solo para los sectores más dañados -hoteles, agencias de viaje, aviación y teatro, lo que situaría fuera al comercio y hostelería- dejaría sin protección a 523.344 trabajadores, lo que supone que cerca del 80% de los afectados por un expediente por fuerza mayor quedaría fuera de la red de seguridad, según datos que manejan los negociadores de los agentes sociales. En el entorno del Ministerio de Seguridad Social defienden que la cobetura es mayor, aunque no ofrecen ningún cálculo concreto. La gravedad de las cifras radica en que podrían convertirse en un auténtico tsunami laboral, pues la mayor parte de estos trabajadores podrían ser despedidos, dado que muchas de las empresas a las que pertenecen tendrán en poco tiempo vía libre para realizar extinciones, en cuanto hayan transcurridos los seis meses desde que incorporaron al primer trabajador, tal y como marca la ley. Esto implica, además, que no tendrían que devolver los descuentos disfrutados en las cotizaciones. Con cifras de agosto, los sectores que el Gobierno busca blindar suman 140.312 personas en un ERTE por fuerza mayor. Quedarían fuera el resto de sectores, entre ellos comercio y restauración, que sumarían los 523.344 citados. A finales de agosto había 812.438 empleados en ERTE, 663.656, con fuerza mayor. El Ministerio de Seguridad Social, sin embargo, defiende que su propuesta incluye también a las «empresas satélite» que dependan de estas compañías. Y es que ayer el departamento de Escrivá puso sobre la mesa una nueva propuesta para intentar desbloquear las posturas, pero no eliminó la sectorialización de las ayudas, línea roja para los agentes sociales. Fuentes de la negociación cercanas a este ministerio explicaron que han elevado «casi al cien por cien» las exoneraciones -frente al 25 o 30% de media del que disfrutan actualmente- y se han introducido dos vías de acceso a estas condiciones para empresas que, aunque estén fuera de los sectores protegidos, formen parte de su «cadena de valor». Empresas vinculadas Para ello, la empresa deberá demostrar que mantienen un relación comercial estable con la acogida al ERTE y que ha sufrido una caída en su facturación. Un ejemplo sería una tintorería cuyos ingresos dependen en su mayoría de un hotel cerrado que, al demostrar su vínculo laboral, se podría beneficiar de las mismas exoneraciones, argumentan. La segunda vía de acceso a los ERTE de fuerza mayor vendría a través de los ERTE de rebrote que, apuntan desde la mesa de negociación, se habrían «flexibilizado mucho». Con estos mecanismos, la Seguridad Social calcula que quedarían cubiertos una buena parte de los 700.000 afectados por ERTE que hay actualmente, extremo que niegan en rotundo en el entorno empresarial y sindical. Los aspectos de negociación que tienen que ver con el Ministerio de Trabajo, sin embargo, están más encauzados. Yolanda Díaz sería partidaria de mantener las ayudas para todos los sectores, en línea con lo que reclaman los agentes sociales. Además, habría accedido a reponer el llamado contador a cero, por lo que no se consumiría el paro de los acogidos a este esquema, y mantener el 70% de la base reguladora de los trabajadores en ERTE a partir del sexto mes. En una comparecencia ayer en Barcelona junto a la alcaldesa, Ada Colau, Díaz pidió «tranquilidad» y dijo que «se va a ir a la prórroga de ERTE en los sectores que lo necesiten manteniendo la estructura y el diseño», aunque eludió revelar si habrá prórroga en los sectores de la hostelería y la restauración. Se da la circunstancia de que en esta negociación los agentes sociales y la ministra del ala de Podemos van de la mano.

El 74% de españoles cree que España saldrá de la crisis después que la mayoría de países europeos
19/09/2020 1:59:18
El final del verano y el comienzo del curso escolar han abierto una nueva fase de la pandemia, marcada por la extensión de rebrotes, el aumento de la demanda de servicios sanitarios y los pronósticos negativos sobre la economía y el empleo. En este contexto de fuerte incertidumbre Funcas ha realizado, entre el 31 de agosto y el 11 de septiembre, una encuesta a una muestra representativa de la población residente en España (1.357 individuos de 18 o más años) con el propósito de conocer las opiniones y actitudes de los ciudadanos y entender mejor cómo afronta la sociedad la situación del país. El pesimismo sobre las perspectivas económicas destaca entre los hallazgos de la encuesta. Tres de cada cuatro entrevistados (74%) creen que “de la crisis económica que ha provocado el coronavirus saldremos en España después que en la mayoría de países europeos”, una opinión más extendida entre la población que trabaja (79%) y la joven (18-34 años: 84%). Cabe destacar que esta impresión es previa a las rebajas de previsiones que se han sucedido esta semana, como la de Funcas y la del Banco de España. Vacaciones Aproximadamente la mitad de los encuestados (48%) responde afirmativamente a la pregunta sobre si han pasado este verano al menos una noche fuera de su domicilio habitual por motivos de ocio o descanso. Quienes afirman haberlo hecho en el verano de 2019 representan una proporción significativamente más alta (71%). La gran mayoría de españoles que ha disfrutado de vacaciones este verano ha escogido destinos nacionales, en particular, cercanos a sus lugares de residencia. Más de la mitad de las personas que han viajado lo ha hecho dentro de su misma comunidad autónoma, mientras que el año pasado ese fue el destino de solo un tercio de los encuestados que disfrutaron de vacaciones. En cambio, el porcentaje de personas que han visitado otra comunidad autónoma ha bajado del 59% al 49%, según Funcas. Pero la caída más importante se observa en los viajes internacionales. El porcentaje de quienes han visitado algún país extranjero ha descendido del 22% del total de quienes tuvieron vacaciones en 2019 al 6% en 2020. Los países con los que España comparte frontera han sido los preferidos, en especial, Portugal, visitado por el 46% de quienes pasaron alguna noche de este verano en el extranjero, muy por encima de Francia (16%) y Andorra (5%), los siguientes destinos internacionales más frecuentados este verano.

Las claves y las cifras del que será el mayor banco en España
19/09/2020 1:57:57
¿Qué ocurrirá con las ayudas públicas que aún tiene que devolver Bankia? Esta es una de las grandes incógnitas para cuando se ejecute la fusión. El Gobierno repite cada vez que puede que su intención es «maximizar» la cantidad que se pueda recuperar, es decir, que una parte se da por perdida en cualquier escenario. Hasta la fecha se han devuelto 3.300 millones de los más de 24.000 que se inyectaron. El problema radica en que la participación estatal, tal como está hecha la operación, apenas vale 2.600 millones. Y el plazo para vender las acciones, aunque puede ampliarse, se acerca: diciembre de 2021. ¿Cuál será el nombre y la marca que se utilizará? Se discutieron distintas opciones, pero finalmente será Caixabank el que imponga su ley. La marca de Bankia desaparecerá para siempre, aunque en el inicio, a la espera de la integración total, tendrán que convivir ambas. Caixabank, con su nombre y logo, permanecerá. ¿Desde dónde se gestionará el nuevo banco? Goirigolzarri, en rueda de prensa, dijo ayer que los altos directivos tendrán que tener despacho en Valencia, Madrid y Barcelona. La sede estará en la ciudad del Turia, mientras que las otras dos serán bases operativas. La experiencia tanto de una como de otra, ya que ambas tenían su sede en Valencia, dice que Madrid y Barcelona serán los puntos clave de gestión. ¿Cómo es el reparto del consejo de administración? No ha sido poca la controversia sobre los puestos en el consejo de administración. Finalmente, contará con 15 miembros. De ellos, nueve serán consejeros independientes (seis nombrados por Caixabank y tres por Bankia), tres dominicales (dos para la Fundación La Caixa y uno para el FROB) y otro consejero externo, más los cargos ejecutivos del presidente y el consejero delegado. El formato de mayoría independientes (60%) hace que se parezca más al que estaba implantado en Bankia que en Caixabank hasta la fecha. ¿Tienen algo que temer los clientes de cada banco? No, aunque sí que se verá afectado por ciertos cambios. El cierre de oficinas, el cambio en los números de cuenta o la modificación de sus ofertas son algunas de las consecuencias que podría tener la fusión de Caixabank y Bankia para los clientes, según aseguran en Kelisto. Sin olvidar, también, que podrían eliminarse algunos productos. Así las cosas, la primera consecuencia para los clientes de Bankia será el cambio en el número IBAN, aunque la migración se hará de manera automática por la propia Caixabank. De haber algún problema en ese traslado de cuentas y domiciliación de recibos, los clientes podrán reclamar al banco. Aun así, a nivel de negocio, hay expertos que ven también ciertas ventajas para los clientes. «Es una buena noticia para los clientes, que podrán acceder a financión en mejores condiciones dado que el banco mejora su viabilidad y su rentabilidad», dice Joaquín Maudos, director adjunto del Ivie y catedrático de la Universidad de Valencia. ¿Cuáles serán los puntos fuertes del negocio? La nueva entidad será líder en cuota de depósitos (24%), créditos (25%) y ahorro a largo plazo (29%). Su diversidad geográfica será uno de los puntos fuertes, al estar en unos 2.200 municipios españoles, de los que en 290 será el único banco disponible de manera presencial. Así las cosas, destacarán en productos como tarjetas, planes de pensiones y créditos. ¿De qué cantidad de sucursales y empleados se va a prescindir? La reestructuración es inevitable. El ahorro de costes permitirá ganarle a las cuentas 770 millones anuales a partir de 2023, pero no sale gratis ese proceso. Las entidades calculan que los ajustes costarán 2.200 millones. Todavía no tienen cuantificado cuántas oficinas habrá que cerrar y cuántos empleos habrá que amortizar. Sin embargo, fuentes financieras apuntan a al menos 1.700 sucursales y una horquilla de entre 6.000 y 10.000 puestos de trabajo. Será a partir de marzo de 2021 cuando se iniciará el proceso. ¿En qué situación quedan los accionistas minoritarios y minoristas? El control y la gestión del nuevo banco queda en manos de los accionistas mayoritarios. En el caso de los minoritarios (los que cuentan con un porcentaje relevante pero inferior al 10%) y los minoristas (que son alrededor de 750.000 inversores), la situación es algo más complicada de evaluar. «En las compras suelen ganar los accionistas de la comprada y perder, inicialmente, los de la compradora. En este caso, según fuentes financieras, de momento han mejorado ambos aunque bastante más los primeros. A medio plazo es favorable para las ambos, porque las sinergias mejoran el «upside» de la cotización», explica el economista Carmelo Tajadura. Sus acciones, cuando se ejecute la operación, pasarán a la nueva entidad, bajo una ecuación de canje de 0,6845 acciones ordinarias nuevas de Caixabank por cada acción de Bankia.

¿Cuánto se cobra ahora durante la baja laboral por coronavirus?
19/09/2020 1:56:57
Las bajas médicas por positivo en coronavirus son consideradas accidente de trabajo desde el pasado marzo, cuando estalló la pandemia y se decretó el estado de alarma. Este cambio en la ley conlleva que la prestación ascienda al 75% de la base reguladora y que se empiece a abonar desde el día siguiente a su tramitación. ¿Cómo se calcula la cuantía que percibirá el trabajador en baja por covid? «Las bajas médicas derivadas de Covid son consideradas accidente de trabajo por lo que se calculan en base al 75% de la base de cotización de la nómina del mes anterior a la fecha de la baja», aclara Elena López Franco, graduada Social y asociada del despacho Guillén Bécares. Así, la prestación se eleva desde el 60% hasta el 75% y se cobra desde el día siguiente al de la tramitación. En el caso de las bajas por enfermedad común se abona el 40% en el periodo que va del 4º al 20º día y el 75% a partir de esa fecha. «La Seguridad Social abona el 75% de la base de cotización de la nómina del mes anterior a la baja y las empresas podrán complementar dicha cuantía hasta el 100% del sueldo, en base a lo establecido en el convenio colectivo que tengan de aplicación», añade la asociada de Guillén Bécares. ¿Cuánto duran este tipo de bajas por incapacidad temporal por coronavirus? No hay establecido un tiempo mínimo ni máximo de duración para las bajas laborales por coronavirus. «Será el medico de cabecera en cuestión quien decidirá la duración de la misma en función de las consecuencias derivadas de la enfermedad, si bien se presupone que tenga una duración de como mínimo 14 días por el periodo actual de cuarentena», puntualiza López Franco. ¿Cómo se tramita la baja por parte del trabajador? El enfermo deberá comunicarse, preferente por teléfono, con su centro de salud y hablar con su médico de Atención Primaria. Los facultativos de Atención Primaria son los encargados de emitir los partes médicos de baja, confirmación y alta tanto en los supuestos de contacto directo con un contagiado como en los supuestos con PCR positivo o a la espera de resultados en los que se disponga la cuarentena o aislamiento. ¿Cuántas bajas laborales se han tramitado durante la pandemia? A principios de septiembre, el secretario de Estado de la Seguridad Social, Israel Arroyo, avanzó que se habían reconocido más de un millón de bajas por incapacidad temporal por coronavirus durante los meses de pandemia. ¿Tienen derecho a baja laboral los padres con hijos en cuarentena pero con PCR negativa? No, hasta el momento, distintos ministros del Gobierno han ofrecido versiones contradictorias sobre este asunto. Esta semana, el Colegio de Médicos de Cataluña ha pedido a las administraciones que no se otorguen bajas médicas a los padres de los escolares aislados, pero que no han dado positivo en el test. Los médicos piden que este problema no se soluciones a traves de las bajas, sino con otras medidas «de carácter social y laboral». ¿En qué consiste el «Plan Me Cuida» puesto en marcha por el Ministro de Trabajo desde marzo? El Ministerio de Trabajo plantea aprobar una prórroga de este plan de conciliación cuya vigencia solo está prevista hasta el próximo 22 de septiembre. Este plan, aprobado tras el cierre de colegios, permite que los trabajadores tengan derecho a más flexibilidad en los horarios laborales a que se reduzcan su jornada sin que puedan ser sancionados o despedidos por ello. Diferentes grupos políticos han pedido al Gobierno que amplíe este programa e introduzca medidas como la ampliación de horarios de guarderías y colegios, así como la extensión de manera indefinida del teletrabajo.

Pamplona sigue los pasos de Madrid
19/09/2020 1:53:02
Cristina Ibarrola, médica de Atención Primaria, ex directora general de Salud del Gobierno de Navarra, y parlamentaria también por UPN en Navarra Suma, considera que el Ejecutivo foral de María Chivite tiene que replantearse, ya qué hacer para frenar los contagios de Covid-19. Navarra es la segunda comunidad en tasa de positividad con un 10% frente al menos del 5% que defiende la OMS, afirma. "Aunque es una crisis sanitaria difícil de gestionar, les hemos aconsejado muchas acciones, pero no han hecho caso", asegura. "Navarra siempre ha sido envidiada por sus recursos sanitarios y, sin embargo, desde que empezó la pandemia, destacamos por los peores resultados no sólo en España, sino también en Europa por los contagios y por los fallecimientos". Ayer, en Navarra se habían detectado cinco brotes en residencias de ancianos; tres nuevas aulas escolares fueron confinadas, con lo que hay un total de 2.582 alumnos confinados, el 4% de Infantil y Primaria; y se detectaron otros 274 casos nuevos de infección entre la población general, 20 ingresos nuevos y fallecieron 3 personas, lo que eleva las personas fallecidas a 553 en la Comunidad. Esto el mismo día que se homenajeó en el Complejo Hospitalario a los afectados por el Covid-19 y a los sanitarios y trabajadores, con un jardín en su memoria, en un acto presidido por María Chivite. Cristina Ibarrola insiste en que la población debe saber que las medidas del gobierno socialista no son satisfactorias ni suficientes. "Las mascarillas llegaron tarde porque no se compraron cuando había que hacerlo; los PCR se empezaron tarde, cuando se podían haber hecho antes y cuando en julio comenzó una incidencia elevada entre los jóvenes con las no fiestas, había que haber actuado con campañas fuertes. Se lo dijimos, pero no hicieron caso. El curso escolar no lo prepararon hasta la última semana de agosto y les ha explotado, cuando no había por qué haber comenzado en estas circunstancias y sin cribados previos. No había seguridad para empezar el curso. Somos la segunda comunidad con la incidencia más alta. Los PCR que se están haciendo entre la población son insuficientes, se tarda en dar cita tres días. Es improvisación tras improvisación. Hacen falta recursos, esforzarse en analizar de dónde vienen esos brotes, hacer más PCR hasta que se detecte que la tasa de positividad es inferior al 5% y mejorar las medidas preventivas. Les dijimos que comprasen antígenos como Madrid y Andalucía, que permiten detectar el virus en 15 minutos y no lo hicieron. Además de pruebas tienen que hacer campañas de información reales que impacten y que lleguen a los jóvenes".

Nueva York vuelve a retrasar la vuelta al colegio por miedo a un rebrote
19/09/2020 1:52:25
Los alumnos neoyorkinos permanecerán en casa unas semanas más. Tenían que volver a las aulas el pasado 10 de septiembre pero las quejas y dudas de los padres frente a la pandemia del Covid-19 obligó a plantearse la reapartura. Esta semana el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, volvio a postergar el inicio del curso de forma presencial ante el temor de un nuevo brote del virus. Solo los más pequeños y los alumnos de educación especial, podrán acudir a clase a partir de la semana que viene. El resto se incorporará de forma escalonada, con los alumnos de primaria regresando el 29 de septiembre y el resto, hasta secundaria, de vuelta a partir del 1 de octubre. Nueva York tiene el mayor distrito escolar de todo Estados Unidos, con más de un millón de alumnos, por lo que el inicio presencial de las clases supondría un gran aumento de desplazamientos y podría significar un repunte en los casos, que se han mantenido bajos y contenidos desde julio en todo el estado. Las autoridades de la ciudad permitirán que las escuelas impartan clases en el exterior y se ha establecido un sistema de rotación presencial-en línea para limitar el número de alumnos en las aulas y permitir el distanciamiento social. De Blasio ha prometido la contratación de 2.000 maestros más, pero los responsables escolares consideran el número insuficiente, sobre todo teniendo en cuenta el aumento de jubilaciones entre aquellos que no quieren exponerse a contraer la enfermedad. Nueva York ha vigilado de cerca el impacto que ha tenido en otras zonas de Estados Unidos y en otros países la reapertura de las escuelas, que está siendo un quebradero de cabeza para autoridades de todo el mundo. Pese a que Nueva York ya no es el estado con un mayor número de contagios, sí sigue como el más golpeado en cuanto a muertos en Estados Unidos con 33.042, más que en toda Francia o España; tan solo en la ciudad de Nueva York han muerto 23.762 personas por la enfermedad, según el recuento de las autoridades locales.

El paquete fiscal en Estados Unidos
19/09/2020 1:22:32
El último paquete fiscal aprobado en Estados Unidos por 3 billones dólares incluía un complemento federal de 600 dólares semanales a los subsidios por desempleo estatales (que oscilaban entre 180 y 300 dólares semanales) hasta el 31 de julio, y un cheque de 1.200 dólares a las familias que se pagó entre abril y julio. Estas ayudas supusieron un incremento de la renta disponible para las familias de hasta el 16% en abrily un apoyo decisivo para la recuperación del consumo. Leer

Orillas individuales de la basuraleza
19/09/2020 0:04:09
Septiembre parece cerrar el verano más atípico de nuestras vidas y lo hace todavía con un sol que invita a apurar hasta el último día de playa en unos pocos lugares. Hoy, Día Mundial de las Playas, es una ocasión perfecta para hablar sobre estos singulares ecosistemas, que aprovechamos los humanos para disfrutar o descansar, pero que no es nuestra propiedad, ni tampoco acaba solo en la arena. Agua, suelo, orillas y fondos superficiales de las playas acogen a todo tipo de especies de animales y de flora, además de a nosotros como visitantes ocasionales. Una relación desinteresada que, lamentablemente, todavía hay seres humanos que deciden traicionar, abandonando residuos en estos espacios.  En estos últimos tres meses, habremos recurrido seguramente a muchos artículos, reportajes, recomendaciones y fotos muy idílicas sobre las mejores playas de España. Seguramente, en ellas veamos sus maravillosas combinaciones de arena y agua, su singular identidad paisajística, o su enclave turístico general, pero no veremos esos pequeños restos del paso de los seres humanos por ellas. Todos esos pequeños enemigos invisibles que no podemos permitir que se hagan un sitio y se queden en estos espacios cuando nosotros nos vayamos. Y es que verano a verano, seguimos viendo cómo en la arena, los fondos y las orillas de nuestras playas favoritas encontramos todo tipo de residuos, aunque afortunadamente, cada vez son más las personas que, conscientes de esta problemática, ayudan a retirar aquello que no debería estar ahí. Más concretamente, según el último Barómetro de la Basuraleza del Proyecto LIBERA, colillas, piezas de plástico, todo tipo de envoltorios y también de tampones y otros utensilios invaden nuestras playas. De hecho, sólo el año pasado, en la campaña '1m2 por las Playas y Mares', gracias a más de 3.790 voluntarios, retiramos más de nueve toneladas de basura y pudimos identificar casi 62.500 objetos en playas de todas España. Un propósito que desde que comenzamos hace más de tres años en LIBERA venimos reforzando a través del conocimiento y de distintas llamadas a la acción y que, justo el próximo 26 de septiembre, volveremos a llevar a cabo en distintas partes de nuestro país.Ahora bien, más allá del impacto estético que puedan tener estos residuos, nuestra vocación por retirar, caracterizar y concienciar sobre la basuraleza presente en nuestras costas y mares reside en el grave impacto ambiental que producen, tal y como refleja, por ejemplo, el Informe sobre colillas en espacios naturales. Esta recopilación de estudios científicos que llevamos a cabo en LIBERA señala que son más de 4,5 billones los cigarrillos que terminan abandonados en la naturaleza y que sólo una colilla puede contaminar hasta 50 litros de agua dulce o hasta 10 litros de agua salada.Un agua que es el hogar de una rica biodiversidad marina muy castigada por todo tipo de agresiones ambientales que el ser humano lleva años causando y que agravamos por nuestra irresponsabilidad. También es el hogar de organizaciones como Save The Med y la Fundación Reina Sofía, que en la serie de informes 'Tortugas oceanógrafas' buscan identificar, a través de una marca satelital adherida a una serie de tortugas, los distintos residuos que pueden afectar a las especies marinas. Otro proyecto en el que desde LIBERA también participamos aportando nuestro conocimiento para encontrar nuevas fórmulas para dar respuesta a problemáticas que necesitan que la responsabilidad individual se convierta en una fuerza colectiva por el cambio.  Y a todo este contexto para nuestros entornos, lleno de desafíos en forma de residuos, la presencia de la COVID-19 en nuestro país le suma unos nuevos invitados en nuestras vidas que, lamentablemente, son tan necesarios para nuestra salud, como potencialmente dañinos para la naturaleza: los guantes y mascarillas. Es por ello por lo que, desde el inicio del confinamiento, hemos hecho un llamamiento a la sociedad, al que se han sumado distintas instituciones y colectivos para proteger nuestros entornos de estos materiales. Y es que, ante la duda de dónde depositarlos –siempre en el contenedor 'resto'– la playa o cualquier otro entorno natural, nunca pueden ser una opción.  España está bañada por el Océano Atlántico, los mares de Alborán, Cantábrico y Mediterráneo. Muy lejos, por tanto, del Giro del Pacífico Norte en el que se encuentra lo que popularmente se conoce como 'la Isla de la Basura', una superficie que tiene un tamaño como tres veces la Francia Continental (es decir, España, Francia y Alemania juntas). Pero no creamos que nos encontramos tan lejos de la presencia de basuraleza en aguas y costas. Las playas de Maspalomas, Almería, Melilla, Valencia, Barcelona, Baleares o Somo pueden ser los próximos puntos que desemboquen al agua elementos impropios de su diversidad, que además pueden acabar volviendo a nosotros de la peor manera que imaginemos. La amenaza no está tan lejos. En LIBERA pensamos que juntos tenemos la posibilidad de ser como una orilla individual de basuraleza, una parte del ecosistema que también se ve afectada. La pregunta que nos hacemos ahora es: ¿tú también te mojas en esto? Tienes una oportunidad de hacerlo el próximo 26 de septiembre. La playa y el mar te esperan.

“Prefereixo no pujar els nens a l'autobús”
18/09/2020 23:06:27
Falten vint minuts per a les nou del matí i el carrer Entença, a l'Eixample de Barcelona, és un formigueig de famílies acompanyant criatures a l'escola: moltes a peu, algunes amb patinet i d'altres en bicicleta. El bus que puja per aquest carrer i que el curs passat anava tan ple que a vegades es feia impossible trobar-hi un lloc, el V9, circula molt buit, amb una dotzena de persones a tot estirar.

Ruta por el románico del Vall de Boí, una escapada a la arquitectura de los siglos XI y XII
18/09/2020 22:45:19
Adentrarse en los Pirineos siempre implica un viaje especial. Diferente. Lleno de naturaleza y aire puro, pero también puede tener un espectacular aliciente cultural que nos lleve hasta los siglos XI y XII. Para eso solo tenemos que hacer esta ruta por el románico del Vall de Boí (Valle del Bohí en castellano), en el Pirineo leridano, y dejarnos sorprender por sus iglesias de torres imposibles.Aquí vamos a recorrer pueblos de auténtico cuento, un lugar excepcional que concentra en un pequeño espacio un elevado número de construcciones del mismo estilo arquitectónico, poco alteradas y bien conservadas. Y siempre rodeados de un sobrecogedor entorno natural, cerca de verdaderas joyas como el Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici. Con todo esto, sus montañas y su nieve invernal, tenemos el cocktail perfecto para vivir una escapada totalmente singular.En el Vall de Boí, además de naturaleza, vamos a encontrar historia y cultura, pues sus pequeños pueblos se caracterizan por mantener un estilo arquitectónico único y muy bien conservado. Tanto, que la UNESCO se fijó en este conjunto de ocho iglesias y una ermita realizadas durante los siglos XI y XII y los declaró Patrimonio de la Humanidad en noviembre del año 2000.Vamos a encontrar piedra delicadamente tratada, altos campanarios, valiosas pinturas murales e influencias del románico lombardo proveniente del norte de Italia. Todo en un viaje que nos lleva directamente a la Plena Edad Media, hace casi mil años atrás, cuando las iglesias no tenían solo funciones religiosas sino también un importante papel social. Uno tras otro, y sin que hayan sufrido grandes transformaciones a lo largo de todo este tiempo, estos nueve templos bien merecen una visita si pasamos por el Vall de Boí.Muchas de las iglesias que forman esta ruta pueden ser visitadas por dentro, y las que no siempre podrás disfrutarlas por fuera. Para comenzar por el principio, lo más recomendable es dirigirse directamente al Centre del Romànic de la Vall de Boí, en Erill la Vall, donde su espacio de información te pondrá en contexto para que no pierdas detalle. La entrada a las iglesias de Sant Joan de Boí, Santa Eulàlia d'Erill la Vall, Sant Feliu de Barruera, La Nativitat de Durro tienen un precio de 2 euros, mientras que la de Sant Climent de Taüll es de 5 euros.Aunque en conjunto todas las iglesias del Vall de Boí se parezcan, la de la Assumpció de Cóll es la que más se diferencia entre todas ellas. En primer lugar por los materiales de construcción y el tamaño de sus sillares, pero también por su tipo de arquitectura. Es de una sola nave, con planta de cruz latina, y los dos últimos niveles de la torre son de estilo gótico. Llaman la atención los capiteles donde aparecen hombres y animales luchando.La de Santa María de Cardet se diferencia de las demás al contar con espadaña y no con torre, fruto de las transformaciones barrocas que la modificaron. Aquí encontramos uno de los ábsides más espectaculares de todo el valle, semicilíndrico y de gran altura, donde se abren cuatro vanos de arcos dobles de medio punto. Está construida aprovechando el desnivel del terreno y es la única que cuenta con cripta. Solo abre durante el mes de agosto.La de Sant Feliú de Barruera es un excelente ejemplo de los estilos arquitectónicos de los siglos XI y XII. De hecho conserva un ábside de cada siglo, ambos semicirculares, el primero con bandas lombardas y el segundo con sillares muy distintos. Los dos últimos pisos de la torre fueron reformados en el siglo XVI y se observan zonas muy rehabilitadas, como las capilla y la portada de estilo gótico.Llama la atención el volumen del templo y la altura de su campanario, sobre todo teniendo en cuenta el tamaño de Durro, pero así se demuestra la importancia que tuvo esta localidad en época medieval. Tampoco pasa desapercibida su portada esculpida, que queda protegida por un porche con columnas y capiteles. Es fácil distinguir las modificaciones góticas y barrocas que sufrió a lo largo de los siglos XVI y XVIII. La de Santa Eulàlia de Erill la Vall llama poderosamente la atención por su altísima torre campanario, ya que alcanza los seis pisos de altura y muestra decoración típica del románico lombardo. Es posiblemente la más espectacular del valle y hacía de torre de comunicación con las de Sant Joan de Boí y Sant Climent de Taüll. En el interior veremos una copia tallada en madera del grupo escultórico del Descendimiento de la Cruz.En Taüll encontramos dos iglesias románicas Patrimonio de la Humanidad y la de Santa Maria se ubica en el centro del pueblo, rodeada de casas, no como las demás, que suelen estar apartadas. Fue construida en los siglos XI y XII y se consagró el 11 de diciembre de 1123, constó de tres naves separadas por columnas pero reformas posteriores dejaron una única nave. En su interior tuvo importantes pinturas murales, donde se representaban escenas del infierno y el juicio final, pero las actuales son copias y las originales están en el MNAC (Museo Nacional de Arte de Cataluña).Para muchos la de Sant Climent es la iglesia más importante y espectacular del Vall de Boí, sin duda una parada imprescindible si tuvieses que elegir entre todas ellas. No solo llama la atención por su alta torre campanario de seis plantas, sino también por su interior, donde las pinturas representan el mejor ejemplo del arte pictórico del románico catalán. Su Pantocrátor ahora está en el MNAC, pero gracias a la proyección de un vídeo mapping puedes ver cómo eran las pinturas del ábside mayor, representando el fresco con sus colores originales. Boí es el pueblo que da nombre al valle que estamos recorriendo y en él encontramos la iglesia de Sant Joan de Boí, donde se conservan los mejores elementos arquitectónicos del románico del siglo XI. En su interior veremos un buen número de pinturas murales, llevadas a cabo siguiendo las originales que están en el MNAC, y nos será fácil comprender la función didáctica de estas representaciones en las que justos y pecadores están perfectamente diferenciados.Y terminamos esta ruta por el románico del Vall de Boí en la ermita de Sant Quirç de Durro, ubicada a 1,5 kilómetros del pueblo de Durro. Es pequeña y está cerrada al público, pero desde ella conseguimos las mejores vistas sobre el valle al encontrarse a 1.500 metros de altura. Aunque es del siglo XII cuenta con añadidos barrocos, pero lo mejor de llegar hasta ella es disfrutar de la tranquilidad del lugar, donde poca gente va, y ensimismarnos con las montañas que nos rodean.

Alberto Garzón: "Ni de izquierdas ni político, soy comunista y economista"
18/09/2020 22:45:18
No levantaba dos palmos del suelo y ya nadaba a contracorriente. El Club Deportivo Logroñés, Karl Marx y Julio Anguita moldearon su vida pero por decisión propia. Nunca se dejó llevar. Articulando sus primeras palabras proclamó a los cuatro vientos que de mayor quería ser futbolista. No consiguió fichar por el equipo de su pueblo pero, siendo aún muy crío, dejó patente que sus convencimientos eran firmes. Mientras la hinchada riojana del equipo de Las Gaunas se desmoronaba una tarde de domingo de 1996, en la que el equipo de Lotina salió del Camp Nou con una sonora derrota por ocho goles a cero, aquel niño de apenas once años no vaciló ni un instante en seguir llevando con orgullo la equipación del club de sus amores. Pese a las burlas y a la goleada, a la mañana siguiente, llegó al colegio luciendo la camiseta rojiblanca.Él no era de rendirse y menos de esconderse. Tampoco cuando la abuela Mª Carmen le llamaba "la oveja roja" y llegó a borrar de una foto familiar la prenda en la que él mostraba el lema "siempre rojo y a la izquierda". El primer líder del partido comunista en más de 80 años que llega al Gobierno creció oyendo como el abuelo paterno había sido presidente de los Círculos Doctrinales José Antonio de Málaga dedicados a mantener la ortodoxia falangista. También le contaron cómo al bisabuelo materno le habían fusilado los comunistas en Paracuellos durante la Guerra Civil. Él escuchaba, sonreía y, buscando más voces, leía y leía libros de Historia con una pulsera roja, amarilla y morada como la que hoy sigue llevando en su muñeca izquierda. Ni siquiera se dejó llevar por la conservadora ideología de arraigada tradición familiar cuando, con 17 años, solicitó afiliarse a IU y a la Unión de Juventudes Comunistas presentándose como convencido republicano.Guiado por el principio existencialista De omnibus dubitandum (duda de todo) que adoptó Marx, llegó en metro a la Carrera de San Jerónimo, en 2011, para estrenar escaño en la décima Legislatura de nuestro país. Con 26 años se convertía en el diputado más joven y la cara del 15-M en las Cortes. Convencido de que el dogmatismo es mal aliado para avanzar hacia la igualdad social, no se cansa de defender el comunismo como "una forma de ver el mundo, unas gafas que te pones y que desvelan que la desigualdad no es justa y además es evitable". Disfrutando de sus dos paraísos infantiles, La Rioja y el malagueño Rincón de la Victoria, el parlamentario que siempre ha tenido cordiales relaciones con sus adversarios políticos pero que no se despidió de Albert Rivera, "el trato con él era imposible", abandonó su intención de estudiar Informática, primero, y Empresariales, después. Trató de entender mejor el mundo cursando la carrera de Económicas. Desde entonces, nunca se ha dado margen para el despiste. Su brújula vital le lleva por el mismo camino por el que aún transitan las huellas de coherencia, honradez y compromiso social del "amigo y camarada Julio Anguita" cuya muerte le sigue doliendo. Sigue a rajatabla el viejo lema del Califa Rojo con el que la coalición IU alcanzó sus mayores éxitos electorales: "La suprema lección del político es el ejemplo". Por eso, el principal artífice del pacto entre Podemos e Izquierda Unida fue, en 2011 junto con Cayo Lara, el primero en renunciar al sistema de pensiones privado que se les concede a los diputados. Además, concibiendo la política como "un instrumento y no como algo con lo que hacerse profesional", hace siete años se convirtió también en uno de los primeros miembros del Parlamento en hacer pública su nómina en el Congreso, sus ingresos y patrimonio "en aras de la transparencia y la ética".Su fulgurante carrera le convirtió en el coordinador general más joven de IU, en el diputado de menor edad en ocupar un escaño y, desde enero, en el primer ministro del Partido Comunista en democracia, junto a Yolanda Díaz. Muchos récords, en apenas una década, para un hombre tranquilo y sensato que aspira a "poder contribuir a transformar la sociedad y poner en marcha los acuerdos del gobierno de coalición" pero también a "conciliar mejor" su vida personal y laboral para continuar disfrutando de su familia a la que debe la vida y la alegría, de la lectura que le hizo quién es, y de los partidos del equipo logroñés que, desde crío, aceleran su corazón.En enero de este año, prometió su cargo como ministro de Consumo ante el Rey Felipe VI. Sin embargo, a él nunca le gustaron más monarcas que los Reyes Magos. Aquellos que, sin saber que la carta la había escrito un republicano en ciernes, no se equivocaban dejándole un balón o una bufanda de su equipo. Los mismos que, sin despistarse de su cometido, siempre acudieron a la nocturna cita navideña en la calle La Borda de Cenicero, el pequeño municipio de La Rioja Media, donde nació Alberto Garzón Espinosa.En aquella localidad, poblada de bodegas en la que no se cultiva tabaco sino vides, comenzó a asomarse al mundo y a la historia de nuestro país el coordinador federal de Izquierda Unida. La misma historia que ahora le hace calificar de "prófugo" a quien ha sido rey de España durante casi cuarenta años. Reivindicando la "tradición política republicana que va mucho más allá de la elección democrática del jefe de Estado" y "al hilo de los actuales acontecimientos", el diputado relee La Biografía que recoge I. Burdiel de Isabel II "sobre su huida del país siendo una reina Borbón que, creo, ha dejado un largo reguero de aprendizaje para el presente".Pese a su juventud, dentro de veinte días cumplirá 35 años, su firme convicción republicana tiene largo recorrido. Se fue forjando en los primeros años de adolescencia en el lugar que considera "mi sitio: el Rincón de la Victoria". El aroma del salitre de la costa malagueña, que se convirtió para siempre en el oasis de su recreo, le lleva a sus raíces: a la familia que crearon un profesor de Geografía, del que heredó el nombre y su pasión por la Historia, y Sabela, su madre, una farmacéutica perteneciente a la burguesía riojana a la que la muerte sorprendió tempranamente. Devorando libros, sin parpadear delante de la pantalla del ordenador y echando pachangas de fútbol con su hermano y sus primos en las mágicas tardes de sol de las playas malagueñas, encontró para siempre su lugar "de tranquilidad y de paz" al que siempre ansía volver.El hombre que desde su cuenta de Twitter reclama "todo el poder para lo público", nunca se ha definido como "una persona de izquierdas sino comunista". Tal vez por eso, desde muy joven ha tratado de poner en valor ese término, el mismo al que sus parientes se referían peyorativamente como "topató" ("todo para todos"). Mientras estudiaba secundaria en el mismo instituto público malagueño al que fue destinado su padre para dar clases de Historia, se afilió al PCE y a IU. Tenía 18 años y descubrir el libro El tiempo y la memoria de Julio Anguita le llevó a hacerse el carnet de las Juventudes Comunistas aunque, para ello, tuviera que cumplir el rito del nuevo afiliado: remangarse para, con cubo y fregona en mano, limpiar la sede de la Asamblea de IU en Rincón.Cuarenta y tres años después de la legalización del partido, el autor de ¿Quién vota a la derecha?, Por qué soy comunista, y La Tercera República insiste en que su hoja de ruta es "transformar la sociedad para que no esté regida por el principio de la ganancia, asegurar una educación y sanidad totalmente públicas, la nacionalización de las grandes empresas como las energéticas y que el Estado garantice el derecho a la vivienda y al trabajo sin oponerse a la propiedad privada personal pero sí a la de los grandes medios de producción".En el piso próximo a la catedral de Málaga de su abuela, donde pasó con su hermano Eduardo sus primeros años universitarios hartándose a comer macarrones día sí y día también, vivió el momento más significativo de su trayectoria profesional: "Fue cuando aparqué mis estudios de ADE y decidí estudiar Economía. Yo no digo que soy político, digo que soy economista. La política es el lugar en el que me encuentro para desarrollar determinados objetivos que creo que son honestos". Hincar codos, como alumno brillante, no le impidió seguir disfrutando de su pasión por la música dando al play, una y otra vez, a los CD de Calle 13, a los cantautores que descubrió a través de su padre, a composiciones clásicas y, sobre todo, "a los de las bandas sonoras de Gladiator, Piratas del Caribe, Interstellar, Rain Man o La Delgada línea roja compuestas por el aclamado Hans Zimmer" al que hoy sigue escuchando "de fondo mientras trabajo".Ratón de biblioteca, de la que apenas salía salvo para echarse un balón o celebrar unas cañas con amigos que bromeando le preguntaban si estudiar macroeconomía ayudaba a ligar más, "Albertillo", como le llamaban sus allegados para distinguirle de su padre, se licenció en 2008. Después estudió un máster de Economía Internacional con el que logró una plaza de investigador en la Universidad Pablo Olavide de Sevilla. Allí vivió activamente el 15M. Sus apasionadas y convincentes intervenciones públicas como político de IU le condujeron a ser cabeza de lista, en las elecciones generales de 2011, en Málaga. Los resultados de aquellos comicios le convirtieron en diputado con 26 años y, forzosamente, trasladaron su domicilio a un piso, en el madrileño barrio de La Latina, que seguiría compartiendo con su hermano y su novia.Ni entonces, ni en las siguientes elecciones en las que consiguió el escaño por Madrid como candidato a la presidencia del Gobierno por IU, ni ganando las primarias de su partido a coordinador federal, se ha acercado al boato que rodea a los cargos y a su actual cartera ministerial. Nunca se ha alojado en hoteles como el Palace como hacen otros parlamentarios, sigue sin acostumbrarse a los flashes y a las cámaras, y extraña el anonimato y la seguridad que le permitía desplazarse en metro o salir un rato a correr.Convencido de que lo mejor de nuestro país es su gente, "somos sociables, generosos, solidarios, tal vez porque somos parte de una cultura mediterránea", advierte, sin embargo, del "lastre histórico que arrastramos donde la derecha reaccionaria siempre ha tendido a ganar las batallas, lo que ha supuesto que el tipo de derecha política que tenemos en nuestro país, en partidos, pero también en instituciones y en la sociedad civil, sea mucho más conservadora y reaccionaria que en otros países donde los movimientos progresistas de la industrialización han tenido más fuerza".Identificando la ce de comunista con la de compromiso social, el ministro que se confiesa seriéfilo (llama a sus dos gatos Winter y Elendil como los personajes de Juego de Tronos y de El Señor de los Anillos) nos recomienda Vientos de Agua, una antigua ficción de Juan José Campanella que "manifiesta muy bien el doble tiempo que se vivió en nuestro país, narrando el recorrido vital de un anarquista asturiano que emigra a Argentina en los años treinta y el de sus nietos que vendrán a España huyendo de la crisis y el corralito. Es una ironía de la Historia que está hecha de una forma muy bella".Terminada la hora del almuerzo, en el ministerio del madrileño Paseo del Prado, se retoma la actividad que, con los nuevos datos amenazantes de la pandemia, da aún menos tregua: "La COVID-19 también entiende de clases sociales".Entre dosieres sobre la regulación de la publicidad de los juegos de azar y de apuestas, y el borrador de la ley de servicios de atención al cliente para acabar con la tarificación especial de los 902, Alberto Garzón Espinosa, el ministro que soñaba en La Rioja con ser futbolista, despide su PlayList desvelando, con entusiasmo, su última recomendación cinematográfica: "La vida de Brian. No me canso de verla. Cada vez que se hace un visionado, se aprende algo nuevo de ese humor mordaz e irónico, típicamente inglés, de los Monty Python en el que creo que merece la pena recrearse". Humor que, más en estos días, nos hace y le hará falta. Su último tuit, "la nueva ley de Memoria Democrática es un paso imprescindible para que este país vuelva a tener Orgullo Democrático", seguro que será bien recibido por muchos pero también hará que le lluevan piedras de otros.Gane o pierda mañana el Logroñés, recordar la comedia sobre el pobre diablo al que confundieron con Jesús de Nazaret tal vez le ayude, como a Brian, a no perder la sonrisa cantando Always Look on the Bright Side of Life (Mira siempre el lado bueno de la vida). LA PLAYLIST de ALBERTO GARZÓN-       Un libro que releería: Isabel II: Una Biografía (Isabel Burdiel)-       Un disco que no se cansa de escuchar: Las bandas sonoras de Hans Zimmer-       Una película: La vida de Brian-       Una serie de tv que recomendaría:Vientos de Agua-       Un aroma que le lleva a los orígenes:  El del mar-       ¿Cuál es su sitio? El Rincón de la Victoria (Málaga)-       Cuando era niño quería ser … Futbolista, informático e historiador-       Un momento decisivo en su trayectoria: Cuando decidí estudiar Economía-       Lo mejor y lo peor de nuestro país es …          Lo mejor: su gente.Lo peor: la derecha reaccionaria-       Una cita: De omnibus dubitandum (Duda de todo)

Las últimas horas de una feria del libro en el epicentro de la pandemia
18/09/2020 22:45:16
Con la programación cultural de Madrid bajo mínimos por la amenaza del coronavirus, sorprende la resistencia de la Feria del Libro de Vallecas, que celebra estos días su IV edición en uno de los barrios que más contagios suma. Con espacios acotados por vallas, dispensadores de gel hidroalcohólico en las entradas y mamparas en las mesas de los escritores que van a firmar, este modesto foro, que responde a una iniciativa para revitalizar el bulevar de Peña Gorbea, ha aguantado a duras penas hasta los anuncios de nuevas restricciones. "Hasta que no salga en el boletín [de la Comunidad de Madrid], seguimos", aseguraba Aarón García Peña, presidente de la sección de Literatura del Ateneo y coordinador de la iniciativa. Finalmente el Gobierno regional ha impuesto un confinamiento en esa zona que obliga a cerrar la feria.El bulevar lleva años teniendo problemas de inseguridad que se intentaron atajar, ya durante el anterior gobierno municipal, con un plan de dinamización que mantuviese ocupado el espacio. Este es uno de los motivos de que resistiese a la pandemia. "Tanto Paco Pérez (Ahora Madrid, antiguo concejal delegado de Vallecas) como Borja Fanjul (actual edil responsable, del PP) apostaron por ello porque conocían la realidad", elogia García. Las 18 casetas son gratuitas, así que las consideraciones económicas que también influyeron en la anulación de la Feria del Libro de Madrid tuvieron aquí menos peso.La feria arrancó el día 11 y durante las primeras jornadas tuvo buena acogida. Pero a mediados de esta semana se notó un bajón notable, del 50%, coincidiendo con el anuncio del gobierno autónomo, luego desmentido y ahora confirmado, de confinamientos selectivos, que el coordinador atribuye a la "presión sobre la Comunidad de Madrid" por tomar medidas. "Nosotros hemos hecho lo que hemos podido", se resigna Aarón García, tras reflexionar sobre el miedo, "que dicen que es libre, pero es lo que te quita la libertad".El bulevar está dividido en tres zonas: abajo, el escenario, donde se celebran encuentros y recitales, con una asistencia máxima de 90 personas; en el medio, la primera hilera de quioscos, con el aforo limitado a 60 aficionados y, en la parte de arriba, otra área para 60 visitantes. La cifra es la mitad del aforo normal. Hay seis personas controlando la seguridad y otras dos de apoyo y eso se nota incluso a primera hora, cuando un paseante despistado entra en la plaza por donde está marcada la salida y un vigilante le pide, con éxito, que dé la vuelta y entre por el otro lado.En cuanto hay más de 20 personas en el bulevar, la orden es que los visitantes discurran en sentido único, respetando la distancia de seguridad que indican las marcas amarillas pegadas en el suelo. Las sillas del escenario se limpian tras cada uso. "Estamos superpendientes", recalca el coordinador.Temprano llega a su puesto José María Kimbo, actor, humorista y autor de un reciente libro autobiográfico. Sentado en una mesa en frente de la caseta, con una mampara transparente a la mitad para evitar efluvios traicioneros, razona: "Ya vine otros años y había más gente y una orquesta, ahora hay menos. Pero lo importante es participar, y si cae algún libro, pues mejor"."Diría que esta es la zona más segura de Vallecas y quizás de Madrid", presume Aarón García, que indica que hasta los vecinos se acercan a la entrada para hacer uso del gel limpiador. "Nos hemos convertido en suministradores", bromea, antes de insistir, buscando el doble sentido, en que las actividades en el bulevar "sanean el barrio".

Feijóo culmina la purga en los departamentos más implicados en la gestión del coronavirus
18/09/2020 22:45:16
En política, la autocrítica rara vez se ejerce en voz alta. Resulta por ejemplo casi imposible detectar indicios de la misma en las declaraciones públicas de Alberto Núñez Feijóo sobre la actuación de su gobierno contra el coronavirus. Pero a veces la admisión de errores aparece por la vía de los hechos. La destitución tras las elecciones de los titulares de las consellerías más discutidas por su implicación en la gestión de la pandemia, Sanidade y Educación, pareció refrendar esa tesis. El relevo de la cúpula de Política Social, responsable de las residencias de mayores, la refuerza. En esta, sin embargo, sobrevive la conselleira, Fabiola García.El presidente de la Xunta acompañó los cambios en su gabinete, efectuados tras repetir mayoría absoluta por cuarta vez el pasado 12 de julio, de buenas palabras. Así, el proverbial agradecimiento por los “servicios prestados” también presidió el anuncio de los relevos en los altos cargos de Sanidade y Política Social el pasado jueves. La foto que deja es, sin embargo, la de una crisis de gobierno que se llevó por delante a la primera línea de su política antiCOVID y lo hizo además en plena segunda ola de la epidemia, cuando todavía no está claro cómo serán las aulas, la atención primaria sufre una enorme presión asistencial y los centros de ancianos viven al borde del peligro, o más allá. El viernes había 4.317 casos activos y en el último mes y medio han muerto 86 personas.Primero cayó Carmen Pomar, responsable de Educación, apenas a una semana del inicio del curso en Primaria y a dos del de Secundaria, finalmente atrasado. Pomar había negado la necesidad de más profesorado para cumplir con los protocolos de coronavirus, pero esta solo fue la última polémica de su cuestionada actuación durante el confinamiento y las semanas posteriores. Con toda la comunidad educativa levantada y a punto de regresar a las aulas sin las mínimas garantías, perdió su puesto. En medio del desbarajuste. Que la enseñanza pública no se encuentra entre las prioridades de Feijóo lo demostró el hecho de que este decidiese ahora integrar Educación en una consellería junto a Cultura. Al frente de la misma situó a Román Rodríguez, que ya se había encargado de la materia entre 2015 y 2018. Lo primero que hizo fue prescindir de altos cargos: al secretario general técnico Jesús Oitavén los sustituyó Manuel Vila; al de Educación e Formación Profesional Manuel Correidora, José Luis Mira; y al director general de Centros e Recursos Humanos José Manuel Pinal, Jesús Álvarez Bértolo. Algo parecido sucedió en la Consellería de Sanidade. Feijóo destituyó a Jesús Vázquez Almuíña, conselleiro desde 2015 y bajo cuyo mandato se sucedieron las manifestaciones en contra de los recortes e incluso una inédita dimisión en bloque de los jefes de servicio de atención primaria de Vigo. Vázquez Almuíña fue, junto a Feijóo, la más visible de las caras del gobierno gallego durante la pandemia. El presidente de la Xunta asegura que fue el propio conselleiro quien pidió la baja. Y lo hizo en medio de los rebrotes. Su puesto lo tomó Julio García Comesaña, hasta el momento gerente del área sanitaria viguesa. Con él cambió la segunda línea de la consellería, en concreto los departamentos que más directamente trabajaron sobre el coronavirus. La Dirección Xeral de Saúde Pública pasa de Andrés Paz-Ares a Carmen Durán. Asediada por numerosos conflictos sobre la escasez de efectivos, la Dirección Xeral de Recursos Humanos del Servizo Galego de Saúde (Sergas) recae en Ana María Comesaña tras cesar Margarita Prado. Y al frente de la Xerencia del Sergas, el segundo puesto en importancia de Sanidade, se coloca José Flores, tras cesar Antonio Fernández Campa. Feijóo argumentó el jueves que se trata “del mismo equipo, pueden cambiar de posición, pero el vestuario es el mismo”. Política Social cubre uno de los frentes más delicados de la epidemia, el de las residencias de mayores. En ellas han fallecido 310 personas con COVID. Núñez Feijóo habló hace dos días de “repensar el modelo” de las mismas, aunque no se refería a la cada vez más en duda modalidad de gestión privada de plazas públicas. No solo en duda, sino incluso denunciadas ante la justicia. El presidente de la Xunta mencionó expresamente la relación de los centros de ancianos con el sistema de salud. En todo caso, en base a esa presunta mudanza de táctica justificó los recambios en la cúpula de la consellería, sobre todo la creación de una nueva Dirección Xeral de Atención Integral Sociosanitaria, de la mano de Antón Acevedo. También caen el director general de Maiores, Ildefonso de la Campa, cuyo puesto ocupará Fernando González Abeijón, y la de Familia, Infancia e Dinamización Demográfica, que a partira de ahora será Jacobo Rey. Quien continúa, al contrario que sus homólogos de Educación y Sanidade, es Fabiola García, titular del departamento.

De estadio 5 estrellas a esqueleto abandonado: así se gestó el pelotazo urbanístico que mantiene al Valencia CF al borde de la quiebra
18/09/2020 22:45:14
Año 2004. El Valencia CF venía de disputar dos finales de la Champions League, de ganar dos ligas, una Europa League y la Supercopa de Europa. Todo en cuatro años. Así, fue designado mejor club del mundo por la Federación Internacional de Historia y Estadística.Fue el momento álgido, la época dorada más reciente de un club en el que se desató una guerra por hacerse con el control accionarial con el expresidente Paco Roig y el constructor Juan Soler como protagonistas. Paradójicamente, también fue el inicio del declive económico de la entidad.Según explican algunos de los protagonistas consultados por elDiario.es que vivieron de cerca todo aquel proceso y que prefieren mantenerse en el anonimato, "las autoridades políticas del PP no querían de ninguna manera que Roig se hiciera de nuevo con la presidencia y así se lo hicieron saber, de forma que terminó vendiendo su paquete de acciones a Soler".En octubre de 2004, Soler se hace con el 70% de las acciones del club y asume la presidencia en lugar de Jaume Ortí. "La entonces alcaldesa de València, Rita Barberá, quien estuvo presente en las dos finales de Champions, estaba empeñada en que la ciudad acogiera algún día una final de esta competición, la más importante del mundo del fútbol, pero faltaba lo fundamental: un estadio de cinco estrellas que cumpliera todos los requisitos".El nuevo presidente del Valencia CF pactó ese mismo año (2004) con la Generalitat Valenciana de Francisco Camps y el Ayuntamiento de Barberá una operación urbanística con el objetivo de recalificar el viejo Mestalla para construir viviendas en su lugar. Con la venta del coliseo se financiaría la construcción de un nuevo estadio y se liquidaría gran parte de la deuda que acumulaba el club, unos 130 millones de euros en aquel momento."El Ayuntamiento tenía la parcela de la avenida de las Cortes Valencianas, grafiada en el Plan General como suelo de servicio público deportivo, reservada para construir un estadio olímpico, puesto que la ciudad en 1991 presentó su candidatura para albergar los Juegos Olímpicos del Mediterráneo, cuya sede en aquella edición fue finalmente Atenas; por eso la parcela quedó sin uso hasta que se ideó la operación del nuevo Mestalla", explican las mismas fuentes.De hecho, recuerdan que inicialmente se suscribió un protocolo de intenciones entre el club, la Generalitat y el Ayuntamiento por el cual se mantenía la titularidad pública del suelo del nuevo estadio: "La idea era crear una sociedad mixta entre las administraciones y el club según la cual el Ayuntamiento ponía el suelo, el club financiaba las obras del estadio y estaba por ver la aportación del Consell. De esta forma, el Valencia CF disponía del recinto y de los recursos que generara, pero ambas administraciones podían utilizarlo también para los eventos que se acordara, siempre que no interfirieran en las competiciones deportivas". Esta operación también incluía la recalificación del viejo Mestalla para poder financiar las obras del nuevo estadio, aunque con menos edificabilidad de la que finalmente se le dio al club.Pero Soler no lo vio claro. Quería que la sociedad se hiciera con la propiedad de los terrenos públicos de la avenida de las Cortes Valencianas para tener todos los derechos sobre el nuevo estadio y no perder patrimonio, por lo que se acordó la fórmula de la permuta por la cual, el Ayuntamiento cambió su parcela valorada en 45 millones de euros por otras 33 que el club debía de ir comprando en diferentes puntos de la ciudad y por 20 millones de euros a abonar a la corporación municipal.Barberá tampoco vio esta opción con malos ojos: el Ayuntamiento sacaba rentabilidad de unos terrenos que inicialmente iba a ceder y según el convenio firmado en 2005, se obligaba al Valencia CF a incluir una pista de atletismo en el estadio y a ceder su uso para poder albergar competiciones deportivas internacionales de primer nivel. En aquel convenio también se incluyó la obligatoriedad de construir junto al nuevo estadio un polideportivo para el barrio de Benicalap."Seguramente, de haberse mantenido la fórmula de la sociedad mixta el estadio ya estaría acabado; el Valencia CF se hubiera ahorrado casi 50 millones de euros, de hecho, aún le quedan 10 millones de euros a pagar de los 20 con que debía compensar al Ayuntamiento por la adquisición de la parcela", aseguran las fuentes consultadas.Junto a la permuta, se aprueba una recalificación urbanística muy ventajosa para el club con el objetivo de que el Valencia CF pudiera construir el ansiado estadio de cinco estrellas y sanear sus cuentas: "La edificabilidad real del viejo Mestalla era de unos 33.000 metros cuadrados, pero se planteó como una unidad de ejecución y se cogieron varias calles del entorno para aumentar los coeficientes, de forma que finalmente salieron los 75.000 metros para viviendas y otros 40.000 metros cuadrados de uso terciario".Así pues, pese a la oposición en aquel momento de los grupos municipales del PSPV y Esquerra Unida al considerar que el acuerdo lesionaba los intereses generales de la ciudad, el pelotazo salió adelante con la mayoría absoluta del PP.Todo estaba dispuesto y tras un espectacular acto de presentación de la maqueta del estadio en el que no faltaron Camps y Barberá y que tuvo lugar en noviembre de 2006 en la Ciudad de las Ciencias, las obras dieron comienzo el 1 de agosto de 2007 sin que se hubieran vendido las parcelas del viejo Mestalla, pese a que por aquel entonces el propio Soler habló de ofertas de hasta 400 millones de euros.La espera de una oferta aún mayor pasó factura con la irrupción de la crisis inmobiliaria que fue la puntilla para el pelotazo urbanístico. El 25 de febrero de 2009, año en que debía estar finalizado el estadio, las máquinas dejaron de trabajar, con Vicente Soriano como presidente del club y, desde entonces, ningún dirigente (Llorente, Amadeo Salvo y el magnate Peter Lim) ha logrado reiniciar las obras.Y eso, pese a que en 2012 se mejoraron las condiciones urbanísticas de la operación con la introducción de suelo terciario en la parcela de Cortes Valencianas por medio de la Actuación Territorial Estratégica (ATE) aprobada por la Generalitat en 2015, con el objetivo de impulsar definitivamente la consecución del proyecto.El documento urbanístico establece que el nuevo Mestalla debe estar finalizado en mayo de 2021, un plazo ya de por sí imposible de cumplir, y el viejo Mestalla derribado como fecha límite en 2023, puesto que entre ese año y 2025 deben estar ejecutados los edificios de viviendas en la parcela de la avenida de Aragón. De no ser así, el Valencia CF podría perder gran parte de la edificabilidad aprobada, lo que complicaría enormemente su viabilidad.El club estima actualmente en torno a 100 millones de euros el valor de las parcelas del viejo Mestalla, pero calcula que necesitaría unos 150 para finalizar el coliseo de Cortes Valencianas, en el que ya hay casi 100 millones invertidos.Recientemente, el presidente del Valencia C. F., Anil Murthy, visitó el Ayuntamiento, donde fue recibido por el alcalde Joan Ribó y por la vicealcaldesa Sandra Gómez. Murthy solicitó una prórroga de la ATE cuyo último hito finaliza en 2025, momento en que deberían estar construidas las torres de viviendas en el suelo del viejo Mestalla, hasta 2030. Y lo pidió sin presentar ningún tipo de proyecto o documento que haga pensar que existe un compromiso verdadero para finalizar el coliseo de la avenida de Corts Valencianes. Una semana después del encuentro, el Ayuntamiento no ha recibido noticias del club che. Ribó insiste en que quiere hechos y compromisos firmes antes de hablar de cualquier prórroga. El tiempo corre en contra de la entidad, aunque a su máximo accionista parece no preocuparle demasiado.

El informe de la viróloga china que dice que el coronavirus se creó en un laboratorio está financiado por Steve Bannon
18/09/2020 22:45:12
La viróloga china Li-Meng Yan, que ha pasado los últimos meses denunciando en medios de comunicación de todo el mundo que el coronavirus se creó en un laboratorio en su país, ha presentado esta semana un informe titulado "Características inusuales del genoma del SARS-CoV-2 que sugieren una sofisticada modificación en laboratorio en lugar de una evolución natural". El nuevo documento de Yan, que según han avisado ya varios expertos tampoco ofrece pruebas que respalden las aseveraciones de su autora, ha sido financiado por la Rule of Law Society, una organización con sede en Nueva York presidida por Steve Bannon, el gurú de extrema derecha que dirigió parte de la campaña electoral de Donald Trump en 2016. Bannon, que fue detenido en agosto por defraudar cientos de miles de dólares de donantes supuestamente destinados a la construcción del muro entre EEUU y México, fundó Rule of Law Society a finales de 2018. Tuvo la ayuda del multimillonario chino Guo Wengui, quien puso 100 millones de dólares para que la organización echara a andar. Este promotor inmobiliario tuvo que abandonar China en 2015 tras ser acusado de 14 delitos, como violación, secuestro, lavado de dinero, soborno o fraude. Algunos de sus supuestos cómplices llegaron a ser detenidos por el Gobierno chino, al que Guo acusa de corrupción. El magnate asiático fugitivo defiende su inocencia y asegura que conoce los detalles de una gran red de corrupción en el partido comunista chino. Sin embargo, el New York Times no pudo contrastar sus afirmaciones tras entrevistarse con él en una de sus residencias, un apartamento de 70 millones de dólares frente a Central Park. En el momento de su detención, Bannon estaba a bordo del yate de Guo, valorado en 28 millones de dólares. Bannon y Guo fundaron la Rule of Law Society para "recibir y exponer información sobre la corrupción, la brutalidad, las detenciones ilegales, las condenas excesivas, el hostigamiento y la falta de humanidad omnipresentes en los sistemas políticos, jurídicos, comerciales y financieros de China". El informe de Yan es su primera aventura en el campo de la virología, y llega en un momento muy oportuno para Donald Trump. El informe de Yan no cambia lo que sabemos sobre el coronavirus. En este momento no existe ningún estudio que cuestione su origen natural que haya cumplido los requisitos científicos para ser considerado una investigación contrastada. Estos pasos incluyen el haber sido publicado en alguna revista científica acreditada (lo que implica una revisión por parte de sus editores) y haber sido replicado por equipos de investigadores externos para contrastar sus resultados. El informe de Yan tampoco ha cumplido estos requisitos."El artículo no tiene ninguna evidencia científica sólida", avisa la viróloga Sonia Zuñiga, investigadora de coronavirus en el Centro Nacional de Biotecnología, en declaraciones a Maldita Ciencia. "Su afirmación de que los coronavirus SARS-CoV-2 del principio eran como los del murciélago pero luego han ido cambiando en la proteína E es falsa", asevera la experta. Aunque esté respaldado por una fundación millonaria, el artículo de Yan cuestionando el origen natural del coronavirus ni siquiera es un hecho inusual. Se ha convertido en habitual que el descubrimiento de nuevos virus se acompañe de rumorología seudocientífica que afirma que tienen un origen artificial. "Sucedió lo mismo cuando apareció el SARS en 2002 o la conocida como gripe A, la nueva variante del H1N1, en 2009", detallaba a Maldita el presidente de la Sociedad Española de Virología (SEV), Albert Bosch Navarro.La trayectoria de la viróloga antes de ser una de las principales defensoras del origen artificial del coronavirus tampoco cuadra con sus alegaciones. Yan denuncia que el Gobierno chino la persigue por revelar la verdad sobre el patógeno, pero ella no investigaba el coronavirus en ningún centro chino sino en la Universidad de Hong Kong. Según recoge The South China Morning Post, uno de los principales medios de Hong Kong, Yan abandonó la Universidad en enero de 2020 sin haber documentado ningún resultado en sus investigaciones.En este momento el informe de Yan es solo un documento de 26 páginas subido a Internet. Sin embargo, es un documento oportuno para Trump. El mandatario se enfrenta a la reelección en noviembre y la mayoría de los estadounidenses tienen una opinión negativa de su gestión de la pandemia. Estados Unidos es el país que acumula un mayor número de contagios y de muertos por coronavirus del mundo, pero Trump no ha dudado en agitar sin pruebas la teoría de la conspiración de que el coronavirus fue creado en un laboratorio chino y liberado como un arma biológica para desviar la atención. No hay ninguna investigación contrastada que sustente esas afirmaciones, por lo que el informe de Yan impulsado por Bannon puede ayudar a la causa de Trump.Bannon abandonó la Casa Blanca en 2017, pero el presidente de EEUU ha seguido respetando al pie de la letra el manual que su gurú preparó para él. A Bannon se le considera el responsable de la estrategia de Trump de abandonar el conservadurismo tradicionalista de los republicanos en favor de las consignas del movimiento ultra de la llamada alt right. También el acercamiento a la clase obrera blanca, la desinformación, los ataques al establishment, los mensajes ultranacionalistas y el señalamiento de la inmigración como un enemigo de la prosperidad estadounidense. El muro con México, la mayor promesa electoral de Trump en 2016, era la representación física (y no cumplida) del ideario de Bannon.

Fernández Díaz: del circunloquio a la mentira
18/09/2020 22:45:11
Con un verbo farragoso, terror de entrevistadores y asesores de comunicación, Jorge Fernández Díaz se encuentra atrapado, paradójicamente, en dos frases que en algún momento pronunció de forma clara y contundente. "Villarejo ha prestado relevantes servicios al Estado" y "me acabo de enterar", ésta última en referencia al espionaje a Luis Bárcenas. La investigación de la Audiencia Nacional al comisario apunta a que ambas afirmaciones son mentira. Y puede que esta vez, a diferencia de lo que ocurrió en Las Vegas en 1990, Jorge Fernández Diaz no tenga oportunidad de redimirse. Procedente del CDS de Adolfo Suárez, su trayectoria en Alianza Popular y el Partido Popular en Catalunya coincide con los tiempos en que la formación servía de muleta del nacionalismo conservador prerrupturista. Ambas derechas se mantenían conectadas por intereses económicos, vía consejos de administración, y políticos, con Aznar gobernando gracias al apoyo de Jordi Pujol, amigo de un Fernández Díaz siempre útil en el frente de contención al PSC. Fue su fidelidad a Mariano Rajoy lo que aupó a Fernández Díaz al cometido más relevante de su carrera: ser el ministro del Interior que gestionaría el escenario siguiente al fin de la violencia de ETA. Pero el político catalán se pasó enredando con el lenguaje durante meses, asido al mantra de la tregua-trampa, cuando aquello ya ni siquiera era una tregua. Por suerte, la decisión de la organización terrorista no tenía marcha atrás. En la izquierda abertzale se había impuesto definitivamente, tras un descarnado enfrentamiento interno, la tesis de que la violencia no daba resultados. Ni siquiera la completa inacción del Gobierno del PP con la estrategia de Rubalcaba de romper el frente de makos —las cárceles era casi lo único que le quedaba a ETA— puso en peligro el proceso de paz. Así que aquellas largas frases subordinadas dejaron de tener sentido hasta para los más fieles al estribillo de la amenaza terrorista. ¿Provocó eso un vacío melancólico en Jorge Fernández, nacionalista español y profundamente conservador? En absoluto. El procés había corrido a sustituir al terrorismo de ETA como principal amenaza para el país dentro del marco ideológico prioritario de la derecha y de la mayoría de los medios de Madrid. Pero todavía el subgénero político del "todo es ETA" viviría una de sus expresiones más arriesgadas en la figura de Jorge Fernández Díaz. Fue en una comparecencia en el Ministerio del Interior en mayo de 2013 para anunciar una de las operaciones contra los rescoldos de la banda en Francia. Arreciaba la polémica por el proyecto de Ley del Aborto de Alberto Ruiz Gallardón y Fernández Díaz decidió hacer una breve introducción ante los periodistas: "Primero hablamos de lo de hoy y luego de otras cosas, porque el aborto tiene un poco que ver con ETA. Bueno, tiene algo que ver, pero en fin, no demasiado".Fernández Díaz es hijo de un militar que corrió a alistarse en el Requeté de Pamplona en cuanto supo del golpe de 1936. Los distintos destinos del progenitor llevaron al político a nacer en Valladolid hace setenta años y vivir en Barcelona desde los cuatro. El exministro cuenta en su biografía: "Recibí la educación católica propia de la España de mediados del siglo XX, pero el mío era, como el de tanta gente, un catolicismo nominal y meramente sociocultural, no vivido ni interiorizado". Hasta que viajó a Estados Unidos en un viaje de trabajo con su compañero de partido Antonio Perea, quien nada más llegar a Las Vegas preguntó en el hotel por una iglesia católica, para enorme disgusto de Jorge Fernández. "Como es lógico, yo tenía muchas ganas de dejar las cosas en la habitación y salir pitando a conocer la ciudad, a cenar y, cómo no, al casino y a lo que se terciase", relata el exministro. Jorge Fernández se quedó en el hotel dando vueltas a la actitud de Perea, pasando del enfado a la admiración. De vuelta a España recuperó el fugaz interés que tuvo de joven por el Opus Dei. Esa religiosidad y su concepto de la piedad provocaron que llegara a recriminar a alguno de sus antiguos amigos de Convergència los indicios de corrupción que pesaban sobre ellos. Eran regañinas por una actitud pecaminosa que investigaban los policías a las órdenes del exministro, según cuenta uno de ellos. Fernández Díaz ha dejado algunas de las últimas instantáneas del nacionalcatolicismo practicante en un miembro del Gobierno de España. Como muestra, las fotos poniendo la primera piedra del cuartel de la Guardia Civil en Fitero, construido durante su mandato en la localidad navarra de la que procede su familia. Jorge Fernández aparece rezando junto a un tricornio, al arzobispo, besando un crucifijo…El proceso soberanista catalán fue paralelo a otro tránsito interior en Fernández Díaz. El ministro pasó sin rubor del circunloquio en el final de ETA a la mentira sobre su particular guerra sucia sin muertos. Cuando los diputados de Convergència le preguntaron en el Congreso por las revelaciones de elDiario.es respecto a la existencia de un grupo secreto de policías, la brigada política, el ministro los envió al “psiquiatra”. Cuando publico.es informó de las grabaciones en su despacho con Daniel de Alfonso, Fernández Díaz dijo que estaban manipuladas y que él no sabía que le habían grabado. En su biografía cambió de versión y admitió que sabía de los micrófonos ocultos. Entre una y otra afirmación, El País reveló que el funcionario de su Ministerio José Manuel Villarejo Pérez, comisario destinado en la Dirección Adjunta Operativa, tenía un emporio de 12 empresas que costaban 16 millones de euros y que parte ellas estaban en paraísos fiscales. Ahí fue cuando el ministro pronunció aquello de "ha prestado relevantes servicios al Estado, y es mi obligación decirlo, en la lucha antiterrorista y contra el crimen organizado". Precisamente, el presunto liderazgo de una organización criminal es lo que mantiene a Villarejo en prisión provisional desde noviembre de 2017.El PP gobernaba con mayoría absoluta y las revelaciones periodísticas sobre dudosas actuaciones del Estado contra un movimiento político que pretendía desmembrar España no despertaban gran indignación. En esa época, un número importante de medios optaba por publicar con gran despliegue los pseudoinformes de aquella policía partidista. La afirmación de "la Fiscalía te lo afina" de la conversación con el director de Antifrau ayuda a comprender el concepto de Fernández Díaz acerca de la realidad que le rodea. "Si eso está en el juzgado y sale, nadie va a sospechar que sale de la Policía ni de investigaciones policiales. Eso sí, los funcionarios de turno, el periodista gacetillero que está siempre por ahí, el amigo del fiscal…", se le oye decir en el audio.La lealtad que le atribuyen sus amigos demostraría que, en el caso de Fernández Díaz, ha circulado solo en sentido ascendente, hacia Rajoy, pero que no lo ha hecho en el contrario, de lo que es testigo amenazante su secretario de Estado. El vaso del abandono rebosó en Francisco Martínez el día que leyó una entrevista de Vozpopuli al exministro diciendo que el no sabía nada de la Operación Kitchen, al tiempo que mostraba un tibio respaldo al que fue su número dos. Ese día Martínez decidió ir a un notario con cuatro mensajes seleccionados que no solo sitúan a Jorge Fernández como conocedor de la "operación parapolicial" sino como quien le anunció su existencia al secretario de Estado y le informaba de sus novedades. ¿Qué dice en sus memorias Fernández Díaz de la policía política? Poco, apenas dos párrafos que concluyen así: "Pretender que el ministro del Interior –yo o cualquier otro- pueda mandar en la justicia y ordenar a la policía realizar investigaciones de un tipo y paralizar otras es tener una concepción aberrante del Estado y del Gobierno. Es seriamente preocupante que puedan creer eso".Al preguntar por el carácter de Fernández Díaz a colaboradores suyos en distintas etapas salta una coincidencia: "Trabajador no era", dice uno de ellos. "Era un vago", zanja otro. De esta atribución dan cuenta dos episodios, uno conocido, al ser relatado en sus memorias, y otro que nunca ha sido revelado. Este es el caso del nombramiento de su cúpula policial, algunos de cuyos miembros traen ahora de cabeza al PP. Cuenta un cargo de aquel Ministerio que Ignacio Cosidó llegó a una comida con una carpeta y los nombres de la siguiente cúpula policial. Fernández Díaz no se molestó en cotejar el perfil de ninguno de ellos. Otro episodio es relatado en Cada día tiene su afán. Corría agosto de 2014. Fernández Díaz se marchó a casa de unos amigos en un pueblo de Soria donde había estado otras veces. "El único lugar donde hay cobertura es un punto estratégico en mitad del pueblo, debajo de un pequeño arbolillo con cuatro ramas, donde se ve que convergen milagrosamente las coordenadas adecuadas y, a su escasa sombra, los móviles reviven", relata el exministro.Por si acaso, Fernández Díaz apagó el terminal. "Pensé que si surgía algo importante, ya me avisaría la Guardia Civil. Y aquello fue justamente lo que pasó. Un día se me acercó un escolta y me dijo: ministro, perdóneme, pero si pudiera llamar a su majestad el rey, que está intentando localizarlo y no lo consigue". La Guardia Civil mantenía retenido a Mohammed VI en aguas del Estrecho y el monarca alauí había telefoneado a Felipe VI. "Lo que digo, la ley de Murphy", analiza Fernández Díaz del episodio.Preocupado principalmente por su imagen, Fernández Díaz se enfada con facilidad, cuentan, si bien alguno de los que le rodearon piensa que lo compensa con "nobleza". "Es un hombre de partido y puede haber cometido errores por su obediencia a él, pero no se le puede comparar en ningún caso con esos perfiles corruptos que han salido en el PP", añade otro.El legado de su Ministerio fue la Ley de Seguridad Ciudadana, encargo que recibió Fernández Díaz para atajar el incendio en la calle que preveía el PP con la anterior crisis económica. El texto pasará a la historia con el sobrenombre de Ley Mordaza, si bien el primer borrador que salió de Interior era mucho más restrictivo del que finalmente fue aprobado en el Congreso. El último cargo que ha desempeñado Jorge Fernández Díaz parecía aludir a ese legado y al concepto que el actual presidente del PP tiene, o tenía, de Fernández Díaz y su valor político: secretario de Interior y Libertades. 

Ni un minuto de respiro en los centros de salud de Madrid
18/09/2020 22:45:10
Llegando al centro de Salud Buenos Aires, en Puente de Vallecas, se ve a una celadora salir con prisa por la puerta e indicar enérgicamente a un hombre, que quiere entrar a toda costa: "¡Espere aquí! Y no se grita; cuando se calme, se le atiende". El señalado protesta, quiere que le vean al niño, gesticula, dice que lleva meses pendiente de cita. Refunfuña, espera, vuelve a entrar. Le avisan de que llamarán a la policía si no se calma. "¡Pues llame!", replica. Pero acaba cediendo. Otro sanitario, con cara de cansancio, justifica: pudo haber una confusión. El hombre se va, echando pestes, con el crío de la mano. Es martes, a mediodía, y esto es un episodio normal de un día normal en el Buenos Aires. Los pacientes se frustran y los profesionales, en cuadro, no pueden más.En la entrada, tras las puertas automáticas, el personal ha colgado un cartel en el que diariamente informan de las consultas realizadas la víspera y los agujeros en la plantilla. El lunes se hicieron bastante más de 1.000 y faltaban 11 personas. Lo explica un médico del centro: "Los hemos puesto para que la población vea que no estamos cerrados". Los administrativos llevan desde la apertura respondiendo de manera telefónica sin pausa, pero es inevitable que muchos se desesperen con el teléfono que, ante la demanda, siempre comunica.Mientras el médico habla, un padre joven, vestido con vaqueros y camiseta, entra, enfadado. Es delgado y separa los brazos del cuerpo, como para darse más envergadura. "¡Vamos a ver! ¡Le han hecho el justificante a mi mujer, que trabaja cinco horas, pero el que lo necesita soy yo, que tengo jornada completa!". Un sanitario le atiende, sentado en una mesita en la entrada. Le pide que se calme, llama a la médica por teléfono interno, al final la facultativa sale del despacho. "Yo hice el justificante, pase usted". El chico da las gracias, baja el tono (no mucho).El otro médico comenta, viendo la escena, que no tienen seguridad permanente y hoy no hay vigilante. Las carencias se han hecho patentes con la COVID, pero no son nuevas. "Deberíamos estar seis médicos y mañana solo va a haber uno, pero ya es así desde hace años", lamenta. Entre bajas, cuarentenas y otras situaciones familiares, no hay forma de que estén todos los que tienen que estar. Y no solo eso; además, de vez en cuando hay que asistir a otros centros próximos, que también andan cortos de personal, señala.A unos 20 minutos, en Palomeras, está el centro de Salud Vicente Soldevilla. El celador parece un guardia de tráfico en la puerta. "Usted espere ahí. ¿Tiene cita?", inquiere a los que hacen cola. Vuelve a entrar, sale con unos papeles, llama por nombre a alguien. Ahora mismo la fila no es muy larga, así que Ana María, también celadora, se aviene a hablar. "Estoy reventadita", resopla. Padece de artrosis y normalmente se desenvuelve bien, pero desde la pandemia está en la reserva, y tiene que llevar un fajín para aliviar el dolor en los huesos. "Desde que entré a las 7.00 hasta que me fui a las 14.30 he estado todo el tiempo en pie". Hoy están tres celadores, la mitad de los que deberían.Ana María critica que no haya forma de separar a la gente y hacer un triaje eficiente de la COVID. Si dicen que tienen síntomas los mandan ir por la puerta trasera, pero hasta ese momento, se juntan con el resto. "La infraestructura no está preparada. Y la gente se te echa encima. No veo solución alguna y cada día es peor. Faltan también muchos médicos, no se cubren suplencias ni bajas", enumera. El cartel es claro: "Faltan seis médicas de 16. Dos pediatras de 4". Las consultas solo están actualizadas hasta el viernes, pero también rondan las 1.000.Un poco más temprano, en Lavapiés, el cansancio del personal es patente y a la pregunta se contesta con fastidio: "¿Pues qué va a pasar, si están todos los centros de salud igual?". Lo dice una administrativa, antes de que la superior tome el mando y diga que no se puede dar información sin permiso de arriba. Tampoco sacar fotos de la sala de espera vacía (los pacientes con cita hacen cola por la escalera por culpa del coronavirus) o del cartel que pone "Estamos 3 médicos de 8, disculpen las molestias". Cinco minutos después, fuera del recinto, un paciente avisa de que han arrancado el letrero.Los problemas no son exclusivos de la capital. En el centro de salud Castilla la Nueva de Fuenlabrada fueron de los primeros en colgar el cartel con la cuenta de bajas y consultas. Fue el 25 de agosto y al principio la cosa fue bien. Lo recuerda Alba Murillo, médico de Primaria, que trabajó sin descanso desde mayo hasta el pasado viernes, cuando por fin cogió vacaciones. Al principio, notaron "algo de empatía", recuerda por teléfono. Pero con septiembre volvieron los problemas. El cartel ("faltan 9 médicos de 14. Estamos haciendo lo posible por atenderles. Disculpen las molestias"), está ahora lleno de glosas: "No cogéis el teléfono porque no os da la gana", reza una. "A mí me han llamado vaga", recuerda Murillo, que pide no hacer sangre con el enfado del paciente. El problema fundamental es "la falta de recursos económicos", señala. La situación se ha deteriorado tanto que ya ni los recién titulados quieren ir a centros como el suyo. "No vienen porque la situación es agónica", lamenta y asegura que la jefa "se está desviviendo" por intentar reforzar la plantilla.Los médicos de atención primaria anunciaron la semana pasada que irían a la huelga el día 28 ante el "abandono" de la Comunidad de Madrid. Murillo, que tiene 29 años, hace un balance desolador. "La situación es insostenible. De la huelga del 28 nos están llegando avisos de que se nos va a pedir cumplir el 100% de los servicios mínimos, que la población no note que estamos de huelga", y advierte: "Estamos en un momento físico y mental en que no sé si ni nosotros mismos estamos capacitados para cuidar de nadie, porque no nos estamos cuidando a nosotros".Antes de despedirse, reflexiona: "Yo no pensaba que esto iba a ser así. Ha sido un jarro de agua fría. He trabajado en la sanidad catalana y yo estoy peor que cuando era residente. Secundo la huelga totalmente. No veo la luz al final del túnel".

Excesiva movilidad y preferencia por la economía: así ven los expertos "el confinamiento a medias" decretado en Madrid
18/09/2020 22:45:09
Tras convertirse de nuevo en el epicentro de la pandemia de COVID-19 en España, la Comunidad de Madrid restringirá la movilidad a 856.000 ciudadanos a partir del próximo lunes. La dimensión adquirida de una transmisión que no ha podido controlar obliga a limitar la entrada y salida en las 37 zonas de Madrid, Fuenlabrada, Getafe, Alcobendas, San Sebastián de los Reyes, Humanes, Moraleja de Enmedio y Parla con mayor incidencia del virus. La nueva orden de restricción, sin embargo, contempla una amplia lista de excepciones que, a juicio de los epidemiólogos consultados, resta efectividad al confinamiento perimetral. La presidenta autonómica, Isabel Díaz Ayuso, ha resumido así sus prioridades: "Hay que evitar el estado de alarma y el confinamiento. Hay que evitar el desastre económico a toda costa". Estos son, para los expertos en Salud Pública, los puntos flacos de la "estrategia serológica" anunciada hoy desde la Real Casa de Correos.El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, ha asegurado que "los esfuerzos se centrarán en reducir la movilidad" debido al aumento de casos. Sin embargo, se podrá circular por las zonas señaladas y salir de ellas para acudir al puesto de trabajo, resolver asuntos oficiales o legales, ir al banco, al médico, a clase o alegando "causas de fuerza mayor", entre otras. "Habría acabado antes si hubiese enumerado las no-excepciones", critica Milagros García-Barbero, exdirectiva de la OMS."No se ha aplicado una reducción de la movilidad. La presidenta está muy empeñada en demostrar que a Madrid llegan casos importados por ser el centro neurálgico del comercio, el turismo y el transporte, pero lo que debería hacer es reducir la movilidad interna y preocuparse menos por la exterior", declara.El exdirector general de Salud Pública y portavoz de la Sociedad Española de Salud Pública, Ildefonso Hernández, también ve muchísimas salvaguardas en la limitación de movimientos de la población. Frenar la movilidad "puede contribuir a frenar la transmisión desde las zonas de más alto riesgo a las de menos. Lo que ocurre es que toda la comunidad está en alto riesgo", abunda. Además, recuerda que "entre abril y mayo debería haberse elaborado un plan con objetivos, inversión y escenarios con una perspectiva de lo que podría pasar si se sobrepasan ciertos indicadores. Todo esto tendría que haberse tenido ya. Estamos padeciendo la falta de liderazgo". Díaz Ayuso lo ha dejado claro en su exposición: "Hay que evitar el desastre económico a toda costa". Una desgracia que ha asociado al "confinamiento y al estado de alarma". Esta dicotomía entre economía y salud ha salpicado toda la gestión de la pandemia por parte del Ejecutivo madrileño. Tanto Ayuso como su vicepresidente, Ignacio Aguado, esgrimieron todo tipo de argumentos económicos para exigir que la comunidad pudiera avanzar por las fases de la desescalada cuando el Ministerio de Sanidad consideraba que no estaba preparada para controlar los rebrotes. "El problema es que por salvar la economía se lleva uno la salud por delante", afirma García-Barbero. En su opinión, la Comunidad de Madrid debería haber tomado medidas más drásticas con los establecimientos, aunque reconoce que son "controvertidas". "Ha primado la economía sobre la sanidad, los parques no producen ni generan dinero, pero las casas de apuestas, sí", diferencia la catedrática en Salud Pública.Lo que ha dejado perplejos a los epidemiólogos es la insistencia en cerrar parques y jardines como si fueran un foco de contagios, una medida que también se ha tomado en otras comunidades autónomas. "Alguien tiene que explicar el motivo", señala Hernández. Tanto ha llamado la atención este cierre, que se aplica a las zonas acotadas mientras los locales cerrados –incluidas las casas de apuestas– pueden mantener su actividad con aforo limitado, que la presidenta Ayuso ha tenido que contestar sobre ella: "En los parques no sabemos si las reuniones pueden ir a más. No sabemos si hay concentraciones vecinales". Lo cierto es que el virus de la COVID-19 ha demostrado que se propaga especialmente a puerta cerrada, de ahí que se hayan redactado guías específicas para facilitar la ventilación de locales y reducir así la transmisión. El vicepresidente del Gobierno, Ignacio Aguado, ha lanzado un alegato por la libertad durante su intervención, en la que, sin embargo, ha faltado especificar las medidas de control que tomarán para garantizar que este confinamiento perimetral se respeta. Díaz Ayuso, por su parte, ha apelado al Gobierno para pedir recursos para hacerlo. En el escrito de la orden, en cambio, sí se contempla que "las sanciones por el incumplimiento de los protocolos sanitarios vigentes pueden oscilar entre los 600 y los 600.000 euros"."Necesitarían casi desplegar al Ejército para controlar que 860.000 personas se mueven por causas de fuerza mayor y con un salvoconducto en la mano", piensa Milagros García-Barbero. "La realidad es que gran parte de esa población podrá entrar y salir a su antojo, si es que no lo están haciendo ya", replica la exdirectiva de la OMS.La nueva orden incorpora algunas novedades como la reducción de los grupos a seis personas como máximo para todo el territorio y la rebaja de aforos en los negocios de hostelería y locales al 50% en las 37 áreas designadas. Ahí también se ha prohibido el servicio de barra en los bares y se ha establecido un horario máximo hasta las 22.00 horas. "Las medidas son las mismas siempre. El problema es cómo se aplican y con qué contundencia. Ya que Madrid cuenta con casi la mitad de todos los contagios, deberían haber sido un poco más drásticas", defiende García-Barbero.Muchas de estas normas ya habían sido adoptadas en Castilla y León, Navarra, Galicia o La Rioja. Para Ildefonso Hernández, "se toman estas medidas porque han funcionado en otros sitios, pero está por ver si funcionaran en un área metropolitana como Madrid. Lo que no se ven son medidas para paliar la desigualdad social que facilite el cumplimento de las medidas. No se puede tomar medidas sin atender a la equidad e igualdad social".

Sentencia de muerte en Aragón para Orión y Fénix
18/09/2020 22:44:57
La noche del 16 de septiembre de 2020 se llevaron a Orión y Fénix del único hogar que conocían. La Dirección General de Calidad y Seguridad Alimentaria de Aragón había ordenado su ejecución y la ha llevado a cabo. Para ello se amparaba en el artículo 16.1 del Real Decreto 1980/1998, que exige literalmente “la destrucción sin demora” de los cuerpos, las vidas, de aquellos animales que no hayan sido identificados en el tiempo y la forma establecidos. Quien llamaba a la Administración para que los matasen cuanto antes era el propio dueño, a pesar de que su compromiso era otro muy diferente.Hablamos de dos animales muy jóvenes, un novillo y un ternero, sanos, según el veterinario que los supervisaba, y que nada han hecho para merecer tal sentencia. Hablamos de una normativa que exige la identificación y el registro de animales de la especie bovina antes de que alcancen los 12 meses de edad. Y, desde luego, hablamos de una falta de empatía profundamente enraizada en las administraciones, leyes, normativas y costumbres de esta sociedad. La falta de empatía de la que ha hecho alarde Enrique Novales Allué, Director General de Calidad y Seguridad Alimentaria de Aragón, al confirmar por teléfono a la activista Ana Moreno la muerte de Orión y de Fénix, puntualizando que algo debe ir mal en la sociedad si se arma tanto revuelo por matar a dos animales.Sabemos que cada día se mata en España a miles de animales como Orión y Fénix para ser consumidos. Por poner cifras oficiales, 2.510.364 de bovinos fueron sacrificados el pasado año según datos del MAPA. Pero en este caso no se trataba de posicionarse en una ideología carnista o vegana, ni siquiera animalista, lo único que se pedía era permitir que dos animales -que según la normativa ya no podían pasar al consumo humano- pudieran vivir en paz el resto de sus días. Las argumentaciones legales y morales ofrecidas, la movilización social, las firmas recogidas, las peticiones por parte de diversos políticos a la Diputación General de Aragón y los compromisos presentados no han importado. A Orión y Fénix les han quitado la vida.Orión y Fénix llegaron muy pequeños a la explotación de Pastriz (Zaragoza) donde han crecido junto a las ovejas que allí viven, ajenos a normativas y al, casi ineludible, papel que la sociedad humana les ha impuesto: ser parte de la cadena de producción y comercialización de carne. No estaban identificados, pasó el tiempo y se cumplió el plazo establecido para hacerlo.Es la categorización de los animales de producción la que da sentido a las exigencias de una normativa enfocada únicamente en la trazabilidad y el control sanitario de unos cuerpos que serán convertidos en productos para consumo humano. Al no haber sido identificados en tiempo y forma, y no poder demostrarse su origen, Orión y Fénix debían ser eliminados cuanto antes. Sin embargo, este Real Decreto 1980/1998 tiene más de 20 años y no refleja los cambios acontecidos en una sociedad que empieza a percibir a animales como Orión y Fénix como individuos sintientes y no como carne.Tampoco se considera la existencia de los santuarios, donde los denominados animales de consumo o de granja tienen la oportunidad de ser rescatados y vivir el resto de su vida cuidados, protegidos y sin ser consumidos. Al ser inexistentes para la actual legislación española, los santuarios de animales tienen que cumplir con las mismas normativas que cualquier explotación ganadera, a pesar de que sus objetivos son radicalmente opuestos. Esto, unido a una deficiente Ley de Protección Animal, supone que en un caso como este no se contemple una posibilidad que existe: mantener a los animales vivos y fuera de la cadena de producción alimentaria.Desde Fundación Santuario Gaia manifestaron por escrito su disposición para acoger a Orión y a Fénix. Allí cuentan con instalaciones adecuadas para cada especie e individuo y ofrecen todas las garantías sanitarias, ya que se llevan a cabo tanto las medidas dispuestas por las normativas vigentes como controles complementarios. La entrada de los animales en un espacio de estas características implica su salida definitiva de la cadena de consumo. El propietario también se comprometió a ceder los animales al Santuario Gaia, un compromiso que, como hemos sabido, ha traicionado.Desde el inicio de la semana pasada varias personas y colectivos se han unido para tratar de paralizar la injusta ejecución de Orión y Fénix. Con experiencia en casos similares, y en colaboración con la asociación Amnistía Animal y con la abogada Laia García Aliaga (quien se sumó el pasado sábado 12 de septiembre), la mencionada Ana Moreno contactó con la Administración correspondiente en Aragón y con las otras partes implicadas, recabando toda la información posible para tratar de parar el sacrificio de los animales. Lo que se solicitaba era y es sencillo: realizar las pruebas sanitarias correspondientes a esos animales, identificarlos y autorizar su traslado al Santuario Gaia para que puedan vivir allí el resto de sus días.Este caso tiene un conocido antecedente, el de la vaca Margarita en Catalunya. Ella también fue condenada al sacrificio por carecer de identificación, pero la movilización social y el buen hacer de las activistas del santuario El Hogar y de la abogada Laia García Aliaga lograron que a Margarita se le realizaran las pruebas sanitarias pertinentes y que se quedase a vivir donde hoy sigue viviendo, en El Hogar Animal Sanctuary.Ana Moreno y Laia García Aliaga han aportado otros argumentos legales para demostrar la falta de sentido de esta muerte. Y consideramos importante reflejarla aquí para el conocimiento general. Por un lado, el Tratado de Lisboa, en vigor desde el 1 de diciembre de 2009, introdujo en los Estados miembros de la Unión Europea la obligación de habilitar políticas públicas integrales en defensa de los animales basándose en la premisa de que son seres sensibles y no meras cosas. (Art.13 del Tratado de Funcionamiento de la UE). Esta obligación afecta al Estado, Comunidades Autónomas y las Administraciones Locales europeas.Por otro lado, la Ley 8/2003, de 24 de abril, de sanidad animal, articulo 3. 3, indica que los animales de compañía son: “Los animales que tenga en su poder el hombre, siempre que su tenencia no tenga como destino su consumo o el aprovechamiento de sus producciones, o no se lleve a cabo, en general, con fines comerciales o lucrativos”. No se alude a ninguna especie en concreto, sino al tipo de tenencia y, como hemos dicho, Orión y Fénix hubieran ido a un santuario donde el uso y consumo de animales es sencillamente lo opuesto a su labor y a su ética.Por último, se señala que sacrificar a estos dos animales, sin antes realizar las pruebas sanitarias oportunas que muestren su estado de salud, iría en contradicción con la Ley 11/2003, de 19 de marzo, de Protección Animal en la Comunidad Autónoma de Aragón, por establecerse en su artículo 3.1 que “deben evitar maltratar a los animales, ya sea por acción u omisión, directa o indirectamente”, así como lo establecido en el artículo 4 de la Ley 32/2007, de 7 de noviembre, para el cuidado de los animales, en su explotación, transporte, experimentación y sacrificio, que establece que “las Administraciones Públicas adoptarán las medidas necesarias para asegurar que, en las explotaciones, los animales no padezcan dolores, sufrimientos o daños inútiles”.En definitiva, más allá de la contundencia del Real Decreto 1980/1998 sobre la destrucción de animales no identificados, encontramos leyes más actualizadas que exigen evitar daños innecesarios a los animales. El veterinario que hasta ahora había supervisado a Orión y Fénix afirma que no había en ellos indicio alguno de enfermedad. Se contaba con un compromiso firme para acogerlos de por vida por parte de una entidad seria, experimentada en el manejo y cuidados de este tipo de animales y que cumple con todas las normativas. Y además se ofrece la garantía de que estos animales jamás pasarán a consumo.La Dirección General de Calidad y Seguridad Alimentaria de Aragón se ha negado a hacerles las pruebas sanitarias, identificarlos y dejarlos vivir en su nuevo hogar. Sacrificarlos, matarlos, destruirlos o cualquiera que sea la palabra que se use para describir el acto de acabar con la vida de dos inocentes no solo es innecesario sino injusto.Es necesario disponer de una Ley de Bienestar y Protección Animal actualizada, acorde con los innegables cambios que se están dando en la percepción de la sociedad hacia los animales de otras especies. Esa Ley debería, entre otras cosas, reconocer a los santuarios que albergan a animales categorizados como de producción como lo que en esencia son: espacios de cuidado y protección que mantienen a los animales al margen de la explotación y del consumo.Por las vidas de Orión y Fénix ya no podemos hacer nada, pero esto no es el final, con su muerte no se acaba la lucha. Somos muchas, cada vez más, las personas que, de forma individual o colectiva, estamos dispuestas a hacer frente a un sistema que es injusto y brutal (no solo con los otros animales).

Payasos, actores y trapecistas
18/09/2020 22:43:46
Con una escueta sonrisa cómplice, el presidente Trump regaló a su Secretario de Defensa la pluma con la que aprobaba la venta de 8.000 millones de dólares en armas a Arabia Saudí, operación que acababa de rechazar el Congreso, convencido de que suponía una amenaza para la población civil de una teocracia de respeto nulo por los Derechos Humanos.Hubiera sido interesante decir que, días atrás, otros 1.500 jóvenes americanos habían partido hacia Oriente Medio para "fortalecer la presencia militar de EEUU". Tal vez incluso resaltar que el ahora agraciado Secretario de Defensa, Mark Esper, venía de desarrollar una larga carrera empresarial como encargado de las "relaciones gubernamentales" de Raytheon, el mayor contratista de defensa del país. En realidad, cualquier polémica sobre armamento y derechos humanos, petróleo y población civil, puertas giratorias y derecho internacional se desvaneció definitivamente cuando semanas después el mismo Donald Trump, ahora candidato a la reelección, se despachó en rueda de prensa acusando a los altos mandos de su propio ejército de "querer librar guerras solamente para satisfacer a todas esas enormes Compañías que se enriquecen fabricando bombas y aviones". Parece que no. Que definitivamente no hay farsa que no se pueda mantener si eres capaz de crear "una buena polémica". Hace tiempo que también llegó España esta política ficción, la confrontación como cortina de humo, el deliberado aturdimiento de ese votante cada vez más alejado de las "cuestiones políticas", ese que es de "los nuestros", dispuesto como mucho a repasar en las redes sociales exclusivamente las noticias –da igual ciertas que falsas– que demuestran sin lugar a dudas que siempre tuvo razón. Pero quizá nunca como ahora nos vimos antes envueltos en esta especie de campaña electoral permanente que pretende agotar la totalidad del espacio político, dedicada exclusivamente a movilizar a "los tuyos" solo porque son tuyos. Porque no son de "los otros".Hay, bajo este circo, algunas peligrosas estrategias políticas: la primera es que, mientras el espectáculo de la "guerra cultural" va mostrando sus bailes de propaganda negativa, crispación y titulares, nada es posible remover respecto a las relaciones sociales de poder y privilegios. La teoría fascista de la construcción del enemigo –da igual judíos que masones, la QAnon que los (social) comunistas– jamás ha escondido su desprecio por la política, pero tampoco su programa de gobierno al servicio exclusivo de los más poderosos; eso sí, buscando siempre el entusiasta apoyo de los propios perjudicados con la técnica de llamar a la puerta de sus sentimientos y conseguir entrar hasta la cocina de sus creencias: "Si le dices a la gente lo que tiene que pensar, la gente te rechazará. Si les haces sentir lo que tienen que sentir, los tendrás para siempre", afirmaba a menudo Roger Ailes, el dueño de la FOX –la cadena favorita de Donald Trump–, dedicada a los hechos alternativos y a la polarización política, en la que cada noticia es el rastro de una traición, cada adjetivo un insulto y cada polémica una competición entre el bien y el mal. Entre "nosotros" y "el resto". No, no es casualidad que sea la derecha la que con ardor guerrero se haya lanzado a lo que ahora llaman "guerra cultural", es decir, a pelear las más acríticas pasiones de la delicuescente identidad poscapitalista: bajo este tono futbolero con el que, cada vez más, se nos muestra la actividad política como si la victoria "deportiva" demostrara la legitimidad de cualquier comportamiento... y claro, cualquier crítica, cualquier reflexión, no digamos ya cualquier transformación social, queda inevitablemente ahogada bajo los gritos de los hinchas y sus banderas.El circo oculta el pan y los poderosos pueden descansar tranquilos viendo a la plebe discutir entre la Coca-Cola y la Pepsi, el Madrid o el Barça, el ColaCao o el Nesquick. Ahí se juega todo. No hay política. Tal vez por eso haga falta pensar por qué ahora, mientras se extienden los consensos sociales sobre la necesidad de un escudo social que permita no dejar a nadie atrás en esta crisis, de reforzar la sanidad pública frente a un virus que ya afecta especialmente a las familias de los de siempre, de los que nunca tienen la opción de teletrabajar, de relanzar una economía real que, por una vez cuente con los pequeños empresarios y los comerciantes, con los autónomos, que se regule la dignidad y los derechos a los trabajadores... ahora cuando parece que más claras tiene las cosas nuestra sociedad tras la pandemia... más crispación respira el Parlamento, más insultos en la tribuna, más titulares manipulados por los spin doctors de cada partido y más numeritos en las tertulias.¿Por qué quieren convencernos de que eso es "la política"? ¿Otro espacio de enfrentamiento identitario? ¿Otra competición deportiva? La política como el espacio del odio, el insulto y la división, deliberadamente desconectada de una sociedad abierta y tolerante que ve cómo cada día debe afrontar sola y aislada sus nuevos y viejos problemas.No. La política no puede ser una guerra de marcas. El espectáculo del enfrentamiento vacío no puede ser la cara complementaria de la política de expertos. Son las dos caras de una moneda falsa: el impostado discurso para influyentes y cuñados de la tramposa racionalidad de los consabidos expertos, siempre preparados para cubrir el flanco técnico demostrándonos lo equivocados que estamos, especialmente cada vez que pretendemos acabar con un privilegio, hacer que contribuyan más los que más ganan o, simplemente, decir que nos gustaría elegir a nuestro Jefe de Estado.Porque si la democracia acaba viéndose como el hueco espectáculo sin memoria de bandos enfrentados, en donde las verdaderas decisiones se toman siempre en otro sitio, si entre el sagrario de Davos y el circo de las tertulias no hay lugar alguno para ningún debate democrático, porque si no conseguimos defender un sistema político que ofrezca discusión crítica a las mayorías, que nos interpele a todos como actores de un futuro propio y compartido, la democracia, –y las libertades– será todo un despojo prescindible en manos de quienes siempre la combatieron.Y es que tampoco puede decirse que los defensores de esa democracia hayamos estado a la altura de ese debate. Quizá no podíamos esperar mucho más del magín de Iván Redondo, primer pontífice del naturalismo ético, convencido desde Badalona de que "no es la economía, son los sentimientos" lo que mantendrá en el poder a su "jefe" –cualquiera que este sea–; pero cada vez hay más gente que, más allá de los esfuerzos por introducir políticas sociales en el BOE, echa de menos algo más de movimiento en un espacio del cambio que no nació para discutir con Vox a golpe de tuit desde una esquina del Gobierno, que prometió cambiar este país de la mano de los argumentos, el trabajo y el pensamiento crítico de una sociedad civil eternamente ninguneada. Esa es otra historia y algún día habrá que contarla, pero no vinimos a convertirnos en un número más de su espectáculo, muletas del bipartidismo en el papel de copycat de las muecas de la extrema derecha y su circo constante.Porque ese circo tiene payasos, tiene trapecistas, tiene actores, tiene buenos y malos, conspiraciones, banderas, triples mortales en los que peligra la vida del artista. Pero, sobre todo, tiene dueño (que es, por cierto, el que paga también a los sesudos expertos). Dueño que de vez en cuando se ausenta para aprobar ventas de armas a Arabia Saudí o para firmar fusiones entre Bankia y La Caixa. O planes de rescate europeos con créditos avalados por el ICO. O simplemente su "desaparición" de los grandes sumarios de corrupción. Dueño que siempre vuelve a tiempo para recibir los aplausos –o los gritos, poco importa– de quienes pagan mucho más que su entrada en el circo de la desmemoria. La polémica del día, trending topic, show must go on! ¿Quién puede hablar de dignidad, justicia, derechos, libertades, igualdad de oportunidades, fin de la precariedad, de la impunidad, de la corrupción…? Solo circo. Ya ni siquiera pan.Que los bonus no se pagan solos.

Necesidad y dificultad del encuentro
18/09/2020 22:43:28
¿Cómo orientarse en lo que pasa? Es una pregunta clásica de la filosofía: ¿cómo orientarse en el pensamiento y en la historia? Su actualidad es muy evidente. ¿Cómo orientarnos hoy en la masa de datos, rumores, estados de ánimo más o menos manipulados, en medio de una situación abierta y completamente inédita? ¿Cómo leer e interpretar esos datos, qué relación hay entre los datos y las decisiones gubernamentales? ¿Exactamente en nombre de qué se están tomando las decisiones? ¿La salud, la economía? Pero, ¿qué salud y qué economía? Las dificultades para orientarse generan hoy estupor y parálisis por abajo: renunciamos finalmente a entender, es tanta la complejidad, y delegamos en "los que saben". ¿Quiénes? Los especialistas de la cosa pública: expertos políticos y sanitarios. Renunciamos a transformar la situación y nos las arreglamos como podemos -entre el miedo, la resignación y la pillería. Tenemos la intuición de que tanto los datos como las interpretaciones se nos sirven "cocinadas" en función de los intereses del momento: minimizar el alcance del virus para reactivar la economía / maximizarlo para vendernos protección a cambio de miedo y sumisión. Negación y disuasión. Pero, ¿cómo ir más allá de la mera sospecha crítica? En una palabra: ¿cómo pensar en estas circunstancias? ¿Y cómo actuar conforme a lo que pensamos? Vamos a repasar algunos posibles elementos de respuesta en tres autores contemporáneos: Cornelius Castoriadis, Guy Debord y Hannah Arendt. CastoriadisEn la obra del filósofo griego Cornelius Castoriadis, una idea central es que no hay expertos en política. La política, el ejercicio de pensar y decidir juntos sobre la vida en común, no admite una ciencia, un saber universal y necesario. Se decide sobre valores que son creaciones imaginarias sociales -siempre particulares y contingentes- y que ninguna razón puede fundamentar del todo. La definición de una "vida buena" es una apuesta, una invención. Es decir, no hay naturaleza humana que realizar, ni tampoco una idea de Bien Común escrita desde siempre en el cielo de las ideas. Lo humano es creación permanente de sentido sobre un fondo trágico de sinsentido, interrogación infinita y apertura de la historia. No hay Ciencia o Razón de la política, sólo hay razones u opiniones. No todas valen lo mismo, dice Castoriadis, pero -he aquí la dificultad- no hay procedimiento a priori para decidir entre ellas. La subordinación del criterio político -particular y contingente- a un punto de vista científico -universal y necesario- supone la cancelación misma de la política democrática. En una verdadera democracia, el experto puede aportar su saber específico (tekhné) a la elaboración colectiva de un juicio y un criterio, pero no determinar una decisión. La misma configuración del problema es un asunto social. Es decir: la política no consiste sólo en la elaboración colectiva de respuestas a problemas dados, sino en la construcción misma de esos problemas. La construcción del sentido de lo que pasa. Por esa razón, dice Castoriadis, el juez de un experto no puede ser otro experto, sino la propia colectividad de los afectados por las decisiones que se toman.Nada más lejos de la situación actual, donde nos limitamos a obedecer las decisiones tomadas por los expertos de la cosa pública. Podemos desde luego legitimar con nuestro asentimiento las decisiones que nos parezcan más razonables, pero no confundamos esa adhesión con una forma de participación. El espacio de pensamiento y decisión con respecto a los asuntos más comunes de la vida cotidiana está hoy cerrado, no es participable. Al parecer no tenemos nada que aportar salvo caos y confusión. Mejor mantenernos apartados, callados, sumisos. Debord Guy Debord acuñó la célebre fórmula de "sociedad del espectáculo" para referirse a la sociedad contemporánea. ¿En qué consiste? El espectáculo detenta "el monopolio de las apariencias", esto es, el monopolio sobre lo que se percibe, lo que puede decirse acerca de lo que se percibe, lo que se puede hacer al respecto o en consecuencia. (La sociedad del espectáculo) "es el momento en que la imagen elegida por otro se ha convertido en la principal relación con el mundo".Ese monopolio es un monólogo autorreferencial y sin réplica, que incluye distintas opciones -distintas mercancías, distintos canales, distintos partidos- pero todas dentro del mismo marco de lo visible y pensable. Como cantaban los Housemartins, "nos dicen que hay distintos puntos de vista, pero sólo son los distintos tonos de una misma tristeza". “El espectáculo es lo opuesto a la lógica" dice Debord en una frase llena de implicaciones. ¿A qué lógica se refiere? A la capacidad de captar inmediatamente lo importante, lo menos importante, lo irrelevante; lo incompatible y lo complementario, lo que tal enunciado implica, lo que impide. Esa lógica sólo se ha formado socialmente en el diálogo y la comunicación directa.Se aprende a pensar pensando en común, escuchando y engarzando nuestra palabra con la del otro, activando la atención para aportar al hilo del razonamiento que se construye en el entre de la conversación, captando las sombras de nuestros puntos de vista gracias a las críticas de otros puntos de vista, alcanzando así una posición más fuerte, más incluyente. "La verdad", dice Debord, "es la totalidad de los sentidos posibles". Pero el espectáculo es una luz sin sombra. No tolera ninguna alteridad desde la que ser criticado, nunca admite mirarse desde afuera. Dice verlo todo, representar la totalidad. Como espectadores, en condiciones de aislamiento, aferrados a nuestras identidades, nos volvemos literalmente estúpidos. Incapaces de pensar, es decir, de salir de nosotros mismos, ese "nosotros mismos" -opiniones, gustos, emociones- que sólo es una opción más en un menú prestablecido. En pandemia, el espectáculo se ha vuelto "espectáculo del horror": el periodismo mainstream se reduce al conteo morboso de los casos de contagio, la polémica política y la culpabilización y polarización social (jóvenes, inmigrantes, pobres). El pensamiento jamás roza un medio de comunicación, incluyendo a los medios "progres" y sus tertulianos "críticos". Pensar no es denunciar o polemizar, sino elaborar un juego nuevo de preguntas y respuestas: nuevos modos de ver e, incluso, nuevos objetos que ver. Eso ocurre en lo común y lo común no existe en los medios de comunicación, sólo una sucesión de monólogos llamados "tertulias". Los historiadores de una sociedad emancipada futura se preguntarán cómo pudo la nuestra colocar en su mismo corazón un dispositivo tan estupidizante e irracional como los medios de comunicación. Y leerán a  Guy Debord. ArendtSegún Hannah Arendt, el primer paso en la pérdida de la libertad es "la privación de un lugar en el mundo que haga significativas a las opiniones y efectivas a las acciones". Es lo que pasa en el caso de las redes sociales: se pueden opinar mil cosas distintas, pero no son significativas porque no están ligadas a una acción, a un gesto, a un cuerpo, a un comportamiento, a un mundo compartido, a un terreno común.  Ese "lugar" es lo que permite que los actos y las palabras estén ligados, que "las palabras no estén vacías y los hechos no sean brutales, que las palabras no se empleen para velar intenciones sino para descubrir realidades, y los actos no se usen para violar y destruir, sino para establecer relaciones y crear nuevas realidades". Habitar ese lugar nos permite recuperar nuestro poder de hacer y rehacer el mundo común,  todo lo contrario de la política de los políticos (palabras vacías, empleadas para velar realidades, etc.).Sin lugar no es posible pensar. Y en esa disociación entre palabras y actos empezamos a disparatar. Los fenómenos totalitarios, según Arendt, son típicamente modernos: arraigan en el suelo de la atomización y la soledad de masas, donde han sido destruidas las comunidades políticas estables y los territorios comunes. Allí nacen las "teorías de la conspiración", como la conspiración judía, que conectan todos los hechos en una gran teoría explicadora: el plan total, la gran paranoia. El sentido común se crea en elemento de lo común. Cuidar de qué vidaHoy tenemos como nunca necesidad de pensar. Para orientarnos en lo que pasa, para salir del estupor y la parálisis. Y sólo se piensa, como hemos visto, en el encuentro. No se trata sólo de "entender lo que pasa" a un nivel abstracto, sino de preguntarnos qué vida queremos y cómo se protege. Cómo queremos que sean las escuelas, los barrios, el trabajo, etc. No hay orientación sin deseo, no hay pensamiento sin un querer. Cuanto más sepamos sobre el virus, mejor. Pero ninguna explicación "racional" y "objetiva" nos dirá qué debemos hacer al respecto, qué sentido tiene su intrusión para nosotros, cómo debemos vivir. El problema y la respuesta son, como decía Castoriadis, una creación, una invención, una apuesta. El "lugar" de que hablaba Hannah Arendt puede ser, no sólo una comunidad o un territorio dado, sino una pregunta: ¿qué vida queremos, cómo cuidarla? Podemos incluso decir esto: la pregunta inventa el lugar y la comunidad. La pregunta convoca y reúne a quienes se sienten afectados, aparece en un espacio dado -escuela, barrio, centro de salud- pero a la vez lo reorganiza, crea nuevas conexiones, abre una situación de pensamiento, de aprendizaje, de lucha. En esas situaciones se elaboran voces autónomas que pueden intervenir en la coyuntura, agujerando el "monopolio de las apariencias" (político-mediático-experto) que reina sin réplica. Voces que hablan desde la vida pero sin moverse de la vida, a diferencia de los que pretenden legislar sobre ella a distancia. Se trata de romper todas las las separaciones que debilitan, las barreras por funciones y roles (entre trabajadores, entre trabajadores y usuarios), creando nuevas asociaciones en torno a problemas y aprendizajes, incluyendo a "expertos en saber" y a "expertos en experiencia" en igualdad, sin jerarquías. Necesitamos pensar y se piensa en el encuentro. Pero el encuentro se ha vuelto hoy un desafío mayor. No sólo porque estén prácticamente prohibidas las reuniones, sino porque hay que crear un espacio de reunión -o de manifestación, etc.- cuidadoso e inclusivo, donde los diferentes se encuentren al seguro. Los modos de hacer  prefiguran lo que se reclama y se quiere. Lo que había hasta ahora no alcanza. Es precisa una nueva sensibilidad política. Amador Fernández-Savater publica ahora Habitar y gobernar; inspiraciones para una nueva concepción política (Ned ediciones

COVID-19: Reinfecciones, mentiras y cintas de vídeo
18/09/2020 22:42:58
Los lectores de más de 50 años captarán rápidamente "el guiño" cinéfilo del título. La película "Sexo, mentiras y cintas de video" se estrenó en 1989. Era tan buena, que en 2006 fue incorporada al Registro de Cine de la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos al ser considerada "cultural, histórica o estéticamente significativa" (es obvio que se la estoy recomendando).Este título es lo primero que me ha venido a la cabeza al leer hoy (14 septiembre 2020) la noticia, procedente de una región del sur de Europa, donde se  afirma la identificación de, ¡no uno! sino cuatro casos de reinfecciones de COVID-19: "Catalunya documenta cuatro casos de personas reinfectadas por COVID-19. Una de ellas es un médico en estado grave ingresado en la UCI de un  Hospital de  Badalona" (sic). Esta noticia ha acaparado los primeros  planos de diversos informativos.Ustedes no son expertos en este, minúsculo, campo de las Enfermedades Infecciosas por lo que, lógicamente, dan por bueno lo que leen en los medios. Sin embargo, como son inteligentes, extraen conclusiones. "O sea, que se puede pasar dos veces", "ahora mismo llamo a mis conocidos que lo pasaron sin gravedad para decirles que al siguiente contacto que los infecte va a ser peor". "Entonces, si la infección natural no impide segundos episodios, la vacuna no va a funcionar jamás". Me pongo en su piel, la sensación es terriblemente pesimista: "el cielo caerá sobre nuestras cabezas".¿Saben cuál ha sido mi reacción al leer la noticia? Ignorarla; y al mismo tiempo lamentarme: ¡qué irresponsabilidad! Me explico pero antes, les ruego, me den permiso para unos paréntesis.En junio del 2020 tuvo una enorme difusión en los medios la siguiente espectacular noticia: "Detectan el coronavirus en aguas residuales de Barcelona de marzo de 2019. Investigadores de la UB lo han detectado en estas fechas, lo que significaría que estaba presente un año antes de que se declarara la pandemia a nivel mundial"."Este sorprendente descubrimiento indica que el virus circulaba por Barcelona mucho antes de la confirmación de cualquier otro caso de COVID-19 en el mundo." Les confieso que cuando lo leí lo primero que volví a mirar fue el origen geográfico de la noticia. Yo pensaba que eran de Bilbao …. Pocas semanas después apareció, en una revista de las nuestras (y que no se difundió en los medios periodísticos) que ante las duras críticas científicas, los autores del artículo habían plegado velas y reconocido que había errores en las muestras y en el procesado. Conclusión: otro fake.Volviendo a lo  que nos ocupa. ¿Por qué he ignorado la noticia? Otro paréntesis: en medicina, un buen artículo más (un "paper") publicado en una revista prestigiosa, de alto factor de impacto, puede suponer conseguir una plaza en una oposición o una Acreditación de la ANECA para profesorado. Si digo que todos los investigadores "venderíamos nuestra alma al diablo" por conseguir una buenísima publicación, creo que no mentiría. Este bicho, su biología y patología son "trending topic mundiales". Cualquier nueva revelación o avance en su conocimiento es primicia de interés universal. Si yo hubiera tenido un caso claro de reinfección, lo hubiera mandado a una buena revista para publicarlo. No a la prensa. Los revisores de dicha buena revista me hubieran exigido un montón de datos. Por ejemplo: demuestre usted que el sistema inmunológico de ese paciente en concreto es rigurosamente normal. No quiero liarles con detalles, pero las personas con defectos inmunológicos pueden pasar varias veces infecciones que la gran mayoría de las personas solo sufren una vez. ¿Qué opinarían del siguiente titular? "Un paciente ha sufrido dos veces el COVID-19. También ha tenido dos episodios de sarampión, varicela, paperas... ¿A que no tiene el mismo impacto psicológico, el mismo gancho?La otra opción es que yo me inclinara por tener mis 15 minutos de fama (que decía Andy Warhol). Entonces llamaría a cualquier periodista famoso(a) y sería primera página al día siguiente. Yo nunca lo he hecho. Todavía prefiero dormir tranquilo por la noche…Concluyo. Después de más de 250 millones de infectados en el mundo por este virus habrá, sin duda, publicaciones de 15-30 casos de excepcionalidades exóticas. Porfa, no pierdan de vista el denominador.Atentos...

La Comunidad de Madrid enfrenta su mayor desafío: controlar la movilidad de un millón de personas con un gobierno dividido y la credibilidad por los suelos
18/09/2020 22:42:35
Madrid se enfrenta a partir del lunes a un reto ingente que no ha abordado ninguna otra comunidad autónoma desde que la crisis del coronavirus irrumpió con toda su virulencia en España el pasado marzo: restringir al mínimo la movilidad de casi un millón de personas para hacer frente a un virus desbocado que amenaza con colapsar de nuevo sus hospitales. Este viernes, el día en que la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, compareció junto a su socio de Gobierno, Ignacio Aguado, de Ciudadanos, y el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, del PP, la región registró 5.000 contagios en una sola jornada. Son mil más de los detectados durante todo el mes de julio. En 37 zonas de la región, la mayoría barrios pobres con una alta densidad de población, la situación está descontrolada. El epicentro de la pandemia constituye desde hace semanas un dolor de cabeza para el Gobierno de España y también para las regiones limítrofes: los responsables de Castilla y León y Castilla-La Mancha llevan dos semanas reuniéndose con dirigentes de Madrid para tratar de evitar la expansión de la pandemia. Por fin este viernes, se ha escenificado el gabinete de crisis en la Comunidad que va a tomar medidas "muy duras" –en palabras de Isabel Díaz Ayuso–.Se cierran las zonas donde viven 855.193 personas, la mayor parte en el sur de Madrid, donde trabajan o acuden a los servicios decenas de miles más, y en un momento crítico para la coalición que apenas lleva un año y unos meses en el Gobierno y después de 72 horas de anuncios, rectificaciones, improvisaciones y silencios, que retratan a una administración desbordada, con una credibilidad por los suelos, que pone de manifiesto cada día unas grietas y enfrentamientos que trascienden ya a la división entre partidos que integran la coalición.La propia foto de los tres comparecientes en la Puerta del Sol tiene ya una historia imposible. En el centro, la presidenta, desconfía de su número dos de Ciudadanos, Ignacio Aguado, situado en el escenario a su izquierda, y a quien en la Puerta del Sol acusan de múltiples deslealtades. La última, no ser tajante ante las invitaciones a la moción de censura que llegan desde la oposición. Y a la derecha, el responsable de la sanidad madrileña, Enrique Ruiz Escudero con el que Isabel Díaz Ayuso apenas trata desde que antes del verano dimitiese la directora general de Salud Pública, Yolanda Fuentes, reacia a firmar el documento para que Madrid pasase de fase y que obligaba a garantizar el refuerzo de la atención primaria y la contratación de un millar de rastreadores. Ese es el gabinete que a partir del lunes y sin recurrir al estado de alarma deberá controlar que casi un millón de personas en la región limiten al máximo sus desplazamientos, que no se reúnan ni en domicilios ni en otros establecimientos más de seis personas, se cierren los parques y no se atienda a nadie en la barra de los bares. Cuando se le preguntó a Ayuso qué efectivos iban a garantizar todo eso, la presidenta aludió a la dificultad de la situación, a la necesidad de que todas las administraciones arrimen el hombro y a la responsabilidad individual, lo que más ha fallado, según su diagnóstico, durante el verano. Hace unos días llegó a culpar de la situación a las costumbres de la población inmigrante que vive en el sur de Madrid. La última semana de Ayuso y su gobierno es la constatación de un fracaso. Acudió a la Asamblea de Madrid el lunes a anunciar otra ración de políticas neoliberales: bajadas generalizadas de impuestos y una medida estrella para atajar el problema de la okupación de las viviendas, que el PP trata de convertir en un asunto político central.Este viernes, con los medios de comunicación de todo el país emitiendo en directo su comparecencia, llegó a decir que los recursos de las autonomías son limitados y que a veces hay que elegir entre comprar respiradores y aulas prefabricadas. Cuatro días después de comprometer otra bajada de impuestos en la región más rica de España y también en la que menos tributos cobra.Antes había tenido que desconvocar la rueda de prensa habitual de los miércoles tras la reunión del gabinete, suspender actos públicos de los consejeros e imponer el silencio entre los suyos. La propia comparecencia de Ayuso bailó varias veces de hora: se programó para las 11:30, se retrasó una hora y media y se acabó celebrando a las cinco de la tarde. La explicación oficial aludía a la necesidad de dotar a las medidas anunciadas de seguridad jurídica, mientras entre las paredes de la Puerta del Sol afloraba de nuevo el runrún de las discrepancias entre los socios de gobierno. La desconfianza preside las relaciones dentro del Gobierno: la sintonía de Díaz Ayuso con sus responsables sanitarios –empezando por su consejero– es nula o muy mala, reconocen ya varias fuentes del Ejecutivo autonómico. Y el hombre al que había recurrido como solución a la pandemia, el viceconsejero, al que convirtió en el héroe del "hospital milagro" de Ifema, epicentro de toda la propaganda gubernamental, ni siquiera compareció este viernes. Está desaparecido desde que el miércoles anunció que habría confinamientos selectivos y fue rectificado casi al momento por la Presidencia de la Comunidad. A su vez, el responsable de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, está enfrentado con el consejero de Políticas Sociales, Alberto Reyero, de Ciudadanos. Aunque resulte difícil de creer, no existe interlocución entre la máxima responsable del Gobierno regional y el titular que gestiona la pandemia más grave del último siglo, cuando la región encabeza el número de contagios e ingresados en el país y en Europa y se dispone a tomar medidas drásticas tras cuatro meses de inacción y bronca contra el Gobierno central. Desde que Madrid pasó de fase, tras semanas de presión contra el Ministerio de Sanidad, al que acusaba de paralizar por sectarismo la locomotora económica de España, no se contrataron los rastreadores comprometidos, no se reforzaron los centros de salud ni se preparó con antelación el regreso a las aulas. Y ahora los hospitales se asoman de nuevo al abismo. Hasta ahora, a la opinión pública solo trascendían los desencuentros con su socio de Gobierno que en muchas ocasiones eran públicos con desmentidos y ataques directos. Ayuso ha intentado dejar a Ciudadanos al margen de toda gestión de la pandemia hasta el punto de que en numerosas ocasiones se ha enterado de algunos anuncios por la prensa. La relación entre la presidenta y su vicepresidente es "pésima", reconocen desde ambas formaciones, y la llamada de socorro al Gobierno central del vicepresidente autonómico este jueves solo contribuyó a irritar más a la presidenta. Aguado reconocía abiertamente la incapacidad de su Ejecutivo para hacer frente a la pandemia. Sus palabras acabaron con el ofrecimiento de urgencia del presidente Pedro Sánchez que se materializará este lunes en una reunión en la Puerta del Sol –sede del Gobierno regional–, aunque ambos equipos ya estén trabajando juntos. Ayuso quería dejar claro este viernes que Sánchez no baja a "tutelarla", sino a "colaborar”.Este viernes la presidenta madrileña insistía en manifestar las diferencias con el Gobierno de Pedro Sánchez con el que ha confrontado desde el primer día, convertida en ariete de Pablo Casado. Ayuso volvía a situar en el origen del problema la falta de control en Barajas, pese a que su gobierno tiene datos de que no está ni mucho menos en el origen de la expansión del virus. En la última semana solo ha entrado un caso positivo por el aeropuerto, según la propia estadística de la Comunidad de Madrid.Con este panorama, controlar la movilidad de 855.193 personas, el 13% de la población de la región, no será tarea fácil. El Gobierno regional anuncia ya sanciones de entre 6.000 y 600.000 euros a las personas que incumplan las medidas, que además de la movilidad –excepto para cuestiones como trasladarse al trabajo o ir al centro educativo– incluyen reducciones de aforo y cierre de parques [consulte aquí todas las medidas]. Este domingo, la Delegación de Gobierno y responsables de seguridad y protección civil de los ayuntamientos afectados se reunirán para coordinar una estrategia ante el reto de controlar las entradas y salidas de un gran número de población. La reacción de los consistorios afectados –Madrid, Fuenlabrada, Getafe, Parla, San Humanes, San Sebastián de los Reyes y Moraleja de Enmedio– por las nuevas restricciones es desigual. Los alcaldes tienen un arduo trabajo por delante: implementar medidas en dos días para que se puedan cumplir los cierres perimetrales impuestos por el Gobierno regional a partir de la noche del domingo. El municipio con más áreas afectadas y entre 400.000 y 500.000 ciudadanos concernidos por los cierres perimetrales, Madrid, no ha concretado cómo garantizará que se cumplen las medidas. El alcalde capitalino, José Luis Martínez-Almeida, arropaba a la presidenta regional, compañera de partido (PP), y avanzaba más presencia policial, refuerzos en los Servicios Sociales, más limpieza y un buzoneo para informar a cada madrileño sobre cuál es su zona básica de salud sin entrar al detalle. Su postura se desmarca de la que mantienen otros regidores de áreas afectadas, como Parla, Fuenlabrada o Getafe, que lamentan la falta de coordinación y comunicación con el Gobierno regional. "En la misma calle habrá una parte afectada y otra no. Tenemos que ver cómo aplicamos el decreto de la Comunidad de Madrid. Va a ser complicado”, advertía el alcalde de Parla, tras conocer que 70.000 de sus vecinos están concernidos por las nuevas restricciones a la movilidad. En Fuenlabrada, con dos áreas cerradas, el alcalde se manifestaba "molesto" por la falta de comunicación y coordinación con el Gobierno regional, un malestar común a varios alcaldes socialistas del sur de Madrid. "Nos han hecho partícipes teniendo en cuenta que somos los que tenemos que realizar las labores de control y aplicación del decreto", señalaba Javier Ayala. "La presidenta pide colaboración a los ayuntamientos cuando les está ignorando", añadía, por su parte, la regidora de Getafe, Sara Hernández, también del PSOE.  La presidenta madrileña hizo poca autocrítica sobre su gestión pese a que Madrid vuelve a estar a la cabeza de los contagios no solo en España, en todo el continente. La mala situación epidemiológica de la región la achacó al "exceso de confianza" de las personas "en entornos familiares". "Las reglas del juego han cambiado. Las casas eran los lugares más seguros y ahora son las aulas, los centros de trabajo, los lugares públicos, los restaurantes…", dijo la dirigente popular obviando la falta de rastreadores y la situación de la atención primaria que dependen de su gestión. Tampoco hubo anuncios encaminados a ese sentido. Las medidas se centraron en las restricciones y en una campaña de test rápidos masivos en las 37 zonas afectadas, pero no hubo nada encaminado a mejorar las condiciones de los centros de salud de estos lugares. La presidenta autonómica justificó estas carencias en que "los recursos de las autonomías son limitados" y por eso a veces hay que elegir entre "aulas prefabricadas y respiradores". Lo decía la misma semana que anunció rebajas generalizadas de impuestos que beneficiarán a las rentas más altas, mientras pronosticaba una caída del PIB en la región del 12,7% –unos 30.000 millones– provocada por la crisis sanitaria. Ayuso obvió además que la región ha recibido ya más de 1.200 millones de euros de los 16.000 millones del fondo que el Gobierno central ha puesto a disposición de las comunidades para hacer frente a la pandemia (en total recibirá unos 3.400 millones).Ayuso defendió que hay que evitar "a toda costa el estado de alarma" y un confinamiento porque eso supondría "el desastre económico". Es la tesis que tanto ella como su número dos esgrimieron en mayo, durante su campaña para que Madrid pudiera pasar de fase. Tres meses después, su gobierno trata de evitar por todos los medios que la situación se repita y de luchar no solo contra el virus, también contra una hemeroteca implacable y la amenaza de una moción de censura que cada vez más partidos en Madrid consideran inevitable. 

Al Codere con los niños
18/09/2020 22:42:09
Empiezo admitiendo un sesgo, al menos uno: mi tendencia al 'madridcentrismo'. Quienes habitamos Madrid solemos vivir -y transmitir- lo que aquí sucede como una generalidad extendida al resto de lugares o bien con una sensación de importancia que no concedemos en otros casos. Admitido el sesgo, que avance la columna.Porque este viernes la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, anunciaba las medidas que su gobierno ha tomado para tratar de doblegar la curva de coronavirus en la región. Los datos son preocupantes y la expectación por la comparecencia era enorme. ¿Qué hacer con Madrid?Las políticas anunciadas por Ayuso nos dejan una evidencia: en esta pandemia -en general, pero en unos lugares de forma más acentuada que en otros- la economía ha ganado a la salud, la inercia ha ganado al punto de inflexión, y el enfoque productivista, adultocéntrico y lleno de sesgos ha ganado a la oportunidad de ganar derechos y transformar.Es incomprensible, y así lo han expresado ya muchas voces expertas, que se cierren los parques y jardines pero vayamos a ver las casas de apuestas abiertas. Sabemos que el aire libre, los espacios abiertos y la ventilación son factores que contienen la propagación del virus. Sabemos que es mejor tener lugares amplios y abiertos donde la gente pueda pasear, hacer deporte y airear la cabeza que favorecer el hacinamiento, las reuniones privadas en espacios cerrados, y que mantener en funcionamiento algunos negocios de los que dependen muchas familias, sin duda, pero en los que el riesgo es mayor.Los datos que muestran esa curva preocupante no señalan a los jardines ni a los parques ni a los columpios. Pero la economía manda y en los parques no se paga, no se vende, no se produce. La inercia del sistema manda y es más fácil cerrar un parque, aunque el impacto en los contagios vaya a ser reducido, que abordar cómo un gobierno -más bien todos a la vez, central, autonómico y local- va a reducir la precariedad o el miedo a perder un empleo que hacen que muchas personas no puedan permitirse levantarse un día con fiebre. Cómo vamos a hacer para que quienes no puedan llevar a sus hijos al parque y compartan una casa de 50 metros cuadrados pongan en práctica medidas de prevención y aislamiento. Qué medidas van a tomarse para acompañar a la población, a los barrios, a las comunidades. Cuánto dinero hay encima de la mesa para evitar la pérdida de ingresos que puedan conllevar algunas políticas. Qué alternativas de ocio estamos ofreciendo a los adolescentes que tanto señalamos. Cómo va Ayuso a bajar impuestos y a reforzar la sanidad pública y el rastreo al mismo tiempo.Después de las siete horas de cole con termómetros, mascarillas, geles y recreos 'black mirror' habrá que llevar a las niñas y a los niños al Codere del barrio a que echen la tarde o el fin de semana. Como mi hijo de cuatro años me preguntó un día de confinamiento en el que los dos mirábamos por el balcón para matar el tiempo: "¿Por qué esa gente que pasa sí puede salir a la calle y yo no?".

Y Ayuso sigue en el cargo, ¿por qué?
18/09/2020 22:41:30
Por fin, y tras larga intriga, ha salido la lotería de confinamientos decretados en la Comunidad de Madrid tras el enorme avance de los contagios por coronavirus. Con tono serio y denso, la presidenta, el vicepresidente y el consejero de Sanidad han hablado del momento preocupante que se vive y de las restricciones que se van a poner en marcha. Son 37 zonas de Madrid, como pueden ver en este documento, no exactamente barrios o distritos, en donde por ejemplo queda fuera del confinamiento de Alcobendas, el barrio de lujo de La Moraleja, a pesar de ser el municipio el tercero con más contagios de España. O los típicos contrasentidos como poder ir al bar pero no a los parques. Salir a trabajar o consumir pero quedarse en la casa, muchas veces de dimensiones reducidas en los barrios con menos recursos que están entre los más afectados. Han asegurado que los centros de atención primaria están a pleno funcionamiento tanto de forma telefónica como presencial, algo que no se ajusta a la verdad ya que se encuentran a medio gas desde hace meses, desde el principio, desde marzo. La incidencia del coronavirus en Madrid es cuatro veces mayor que en el resto de España. De las diez ciudades europeas con mayor porcentaje de contagios, nueve están en Madrid, con la capital ocupando el primer lugar del continente. La Atención Primaria ahora parece ir en caída libre, y vuelven a entrar en saturación los hospitales y las camas de UCI que andan ya ocupando el 60% de las disponibles. Por más que hablen de colaboración ahora y se autoexculpen, la gestión del gobierno de Madrid ha sido caótica, sin paliativos, y no tenía que haberse producido. De hecho, cuesta entender cómo se puede mantener aún a Isabel Díaz Ayuso como presidenta de la Comunidad a pesar del caos provocado, sin parangón con lugares que fueron muy problemáticos, como Nueva York, en donde no hay segunda oleada de la COVID-19 al menos por ahora. Saber por qué sigue Ayuso en el cargo es clave, atañe al funcionamiento del país, incidiendo una y otra vez en sus fallos estructurales. Se han ido dando los pasos que componen la crónica de una muerte anunciada, pero las víctimas se han desplegado entre la población y la credibilidad de la política salvaguardando en buena parte a los ejecutores. La gestión de Ayuso ha sido y es caótica, pero en Madrid el PP y su entramado libran una batalla política desplegada sobre la salud y la vida de las personas.Basta mirar la foto del 2 de mayo de 2020 cuando Pablo Casado, presidente del PP, se permitió pasar revista en la Puerta del Sol a la sociedad civil en esa festividad madrileña. Desde el principio, Casado se planteó Madrid como el feudo con el que confrontarse al gobierno de España, tras haber sufrido una sangría de votos. Y cabe pensar cuántos mecanismos de la lógica fallaron para que fuera Isabel Díaz Ayuso la que ocupara ese lugar. Con la "experta en comunicación" que había llevado la cuenta de Twitter de Pecas, el perro de Esperanza Aguirre, el PP perdió en mayo de 2019, 184.794 votos. Un 32% de votos se dejó desde los comicios de 2015. No llegaría a la presidencia de la Comunidad hasta agosto de 2019, tras largas negociaciones. Lo hizo con los votos de PP, Cs y Vox. El Régimen de Madrid, S.A., había decidido al parecer quien fuera su gestora. Da la impresión que solo basta carecer de escrúpulos y manifestarlo con osadía para ocupar ese tipo de puestos. Cualidad extensible también al escalafón de poder de España, S.A. El periodismo la recibió con calor, al punto de apodarla "La nueva Dama de Hierro del PP", ella que llora en las fotos cuando se disfraza de Santa Isabel de la COVID. Por los empresarios, por supuesto.Es evidente que por más que la situación sea insostenible en Madrid, para los ciudadanos, el entramado ha decidido mantener a Ayuso. Todavía al menos. Ciudadanos es decisivo y así lo quiere. Ignacio Aguado, el vicepresidente, pidió ayuda al gobierno central ante el caos desatado pero culpándole de haberlos dejado solos, en la misma línea que ella. Y el remedo de periodismo que apoya esta gestión –que ellos sabrán a quién y qué beneficios aporta- lo secunda, a pesar de una hemeroteca plagada de despropósitos. No les importa quedar en evidencia, con que trague el número suficiente para mantenerse, sobra. De todo lo hablado, escrito, insultado, sobresale quizás cuando Ayuso enarboló las cacerolas con sus afines ideológicos contra el gobierno de Sánchez y el mando único, porque querían libertad, libertad de contagio incluida. Y, en esa línea, lo más patético hoy aquella amenaza de mayo: "Lo de Núñez de Balboa va a ser una broma".  Y en efecto sus fieles ultras nos atronaron los oídos durante semanas. ¿Lo harán ahora contra Ayuso? Madrid, sin rastreadores, ni medios suficientes, sin potenciar el transporte público, los sanitarios, los profesores, habiendo esfumado en algunas otras partidas los 3.400 millones de euros que les entregó el Ejecutivo para afrontar la situación, dicen que no pueden hacerlo solos. Nunca han estado solos, siempre han pisado la mano del gobierno central porque querían desestabilizarlo a su favor y al de los beneficiarios de las políticas ultraliberales que defienden. Lo primero es la salud, pero para cuidarla hay que disponer de medios y de una gestión que prioriza a las personas. La apuesta de Ayuso, de Madrid S.A, de PP S.A., de España S.A. ha sido lo que llaman economía: la bolsa sobre la vida. Cuando combatía el estado de alarma, cuya supresión podría causar más muertes respondió: "Todos los días hay atropellos y no por eso prohíbes los coches". Ella es muy fría con esto de las víctimas ajenas, no hay más que ver lo sucedido en los geriátricos a su cargo. Pablo Casado también salía a la palestra este viernes. A defender territorio con uñas y trampas: "Las pandemias son responsabilidad exclusiva de los gobiernos estatales, por mucho que la coalición de PSOE y Podemos pretenda derivar su negligencia a las comunidades autónomas". Con las competencias transferidas, tras un cuarto de siglo de privatizaciones y recortes, devolviendo "la libertad" de gobernar la comunidad que presiden y que con tanto ahínco reclamaban. Ellos solo están para repartir el presupuesto como les plazca, según se deduce.Pablo Casado ha unido su destino al de Ayuso, que le dio la ilusión de parecer presidente. Presidente de un partido enjuiciado por una corrupción insuperable de larga trayectoria, ejerce una oposición tabernaria, en la que no tiene empacho en utilizar mentiras y la mayor mezquindad. De tierra batida, arrasada, caiga quien caiga en la sociedad. En Madrid tenemos un problema serio, de supervivencia incluso, con esta gestión. En España completa con semejante derecha, unida en piña para defender su poder. La reunión con Pedro Sánchez difícilmente mejorará la confrontación política. Los medios del clan ya crean ambiente. Todos son culpables, todos han de colaborar, que sí pero sabiendo el terreno que se pisa, se ha pisado y sigue estando, y las minas enterradas en él.6.600.000 millones de personas dependen de esas variables. Con la salud en peligro, la estabilidad económica y hasta los humores. Esta historia interminable no tendrá siquiera alivio hasta que la derecha española no haga una cura de honestidad y piense siquiera un poco en el bienestar de los ciudadanos. O los ciudadanos les obliguen a hacerlo.  No se entiende que Ayuso siga gestionando Madrid. En realidad, no se entiende tampoco que este PP y sus cómplices continúen más o menos impunes ante la ciudadanía. Millones de ciudadanos están muy preocupados. Y no se merecen semejante gestión y semejante desbarajuste. No viene de hoy. Las heridas que ha venido dejando esta situación son profundas, aunque las encubran los medios del clan. La situación de Díaz Ayuso es insostenible desde hace mucho tiempo.

Urkullu asume que los presupuestos vascos de 2021 se retrasarán hasta finales de enero o principios de febrero
18/09/2020 21:25:24
El lehendakari, Iñigo Urkullu, fijó las elecciones en pleno mes de julio para llegar al arranque de septiembre con un Gobierno ya operativo y con una primera misión muy clara, redactar y aprobar unos presupuestos de choque de cara a 2021 que saldrán adelante sin dificultades en el Parlamento por la estrenada mayoría absoluta de PNV y PSE-EE. De hecho, se anunció que se aceleraría el plazo habitual entre el escrutinio y la investidura para poder tenerlos listos en tiempo y forma. Sin embargo, el nuevo Ejecutivo da por hecho ahora que no se llegará al 1 de enero con las cuentas listas, lo que obligará a una prórroga técnica de las de 2020, pactadas entre estos partidos y Podemos y Equo (sin IU). Fuentes de Presidencia y de Hacienda calculan que los nuevos presupuestos podrían entrar en vigor "a finales de enero o principios de febrero"."Se remitirá al Parlamento el proyecto de presupuestos en 2020, pero no se aprobará este año", aseguran estas fuentes. Próximamente, se iniciará la tramitación con la aprobación de las directrices económicas, que son el armazón con el que los departamentos del Gobierno van esbozando sus propuestas económicas y que habitualmente se tienen antes de las vacaciones de verano. La aprobación en Consejo de Gobierno del proyecto presupuestario pasaría de octubre a noviembre y ello retrasaría todos los pasos en la Cámara, aunque evidentemente la mayoría absoluta evitará que se prolonguen las negociaciones con la oposición como en ejercicios anteriores.Eso sí, entre medias hay dos hitos económicos de relevancia, uno habitual de cada año antes de la presentación del proyecto por parte del Gobierno y otro extraordinario. El primero, que por ley se ha de celebrar antes de mediados de octubre, es el Consejo Vasco de Finanzas, un órgano que sienta al Ejecutivo autonómico con las diputaciones -que tienen la competencia recaudatoria- y con la principal asociación municipalista, Eudel. Allí se harán las estimaciones de recaudación de 2020 -Álava, por ejemplo, alerta ya de una caída de entre el 18% y el 20% respecto a 2019-, la previsión de 2021 y se saldrá con una orientación de techo de gasto. El segundo es una reunión pendiente de la comisión mixta del Concierto Económico entre el Estado y Euskadi para flexibilizar el margen de déficit y paliar la caída de ingresos. Pasará del equilibrio presupuestario al 2,6% -más de 1.000 millones de euros- y el margen de endeudamiento se quedará en el 15,9%, según lo acordado con el presidente Pedro Sánchez aunque esté pendiente de ser ratificado. Las fuentes consultadas estiman que este mismo mes podría resolverse este trámite.Urkullu también ha venido dando importancia a los fondos europeos 'Next Generation EU' como contrapeso al golpe económico de la pandemia y como palanca para avanzar en objetivos estratégicos como la innovación, la digitalización o la transición energética. Este apoyó comunitario ha puesto los dientes largos a todas las comunidades autónomas y, en el caso vasco, se ha planteado inicialmente un bloque de proyectos pluriananuales valorados en 12.000 millones, que es más que el presupuesto anual del Gobierno vasco. Euskadi también está recibiendo algunas ayudas del Estado. La última es de 87 millones y está destinada a Educación y fue la cantidad a la que aludió el nuevo consejero, Jokin Bildarratz, como plan para reforzar la enseñanza en plena vuelta a las aulas marcada por el coronavirus.

El fracaso en la gestión de la pandemia anticipa un 'otoño negro' para la economía española
18/09/2020 21:06:26
El desplome del Producto Interior Bruto (PIB), la escalada de la deuda pública, un déficit disparado, el colapso del mercado laboral y la destrucción del tejido productivo: los datos de todos estos indicadores asustan a analistas nacionales e internacionales, que han revisado en las últimas semanas a la baja todas sus previsiones económicas para España, que ya es líder en caída económica de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y en desempleo de la Eurozona.

Brexit y coronavirus horadan la autoridad de un Johnson en horas bajas
18/09/2020 20:33:03
La autoridad de Boris Johnson se encuentra atenazada por el pecado favorito del primer ministro británico: vender optimismo. Su tendencia natural a elevar expectativas, incluso cuando carece de datos para sostenerlas, lo ha convertido en esclavo de sus promesas en los dos elementos que definirán su mandato: el coronavirus y el Brexit. Si por separado ambos representarían un colosal quebradero de cabeza para cualquier mandatario, su desafortunada sincronía temporal coincide en el peor momento para un premier programado exclusivamente para las noticias positivas y cuyo entusiasmo infundado ha provocado una seria crisis de confianza cuando más necesitado de liderazgo está Reino Unido.

Reino Unido no descarta un nuevo confinamiento para evitar el aumento de los contagios
18/09/2020 20:04:52
Un nuevo confinamiento a nivel nacional en Reino Unido es una opción que está sobre la mesa, aunque el gobierno lo contempla como la última opción para evitar el aumento de los contagios de Covid-19. Así lo confirmó este viernes el ministro británico de Salud, Matt Hancock, quien aseguró que aunque espera que las medidas locales “sean suficientes” para reducir la tasa de infecciones, aclaró que “la última línea de defensa es la acción nacional", la cual “no descartamos porque este virus mata”. «El país, una vez más, necesita unirse y reconocer que hay un serio desafío, que el virus se está acelerando», dijo Hancock a la cadena Sky News. Poco después, fue el primer ministro Boris Johnson quien confirmó que «el Reino Unido está sufriendo una segunda ola» de Covid-19, que calificó como “inevitable". Y aunque aseveró que no quiere poner en marcha “medidas más fuertes de bloqueo", lo cierto es que “podrían ser necesarias reglas de distanciamiento social más estrictas”. Así lo manifestó durante una visita a Oxford, en la que dijo que "los británicos han hecho un trabajo increíble, han bajado el pico (del brote) con su disciplina", pero reconoció que "a la gente le resulta difícil seguir así, es difícil mantener esa disciplina durante mucho tiempo". El Ejecutivo de Johnson cuenta con el apoyo de la oposición para tomar medidas drásticas ante el riesgo de que el virus esté empezando a salirse de control. Keir Starmer, líder del Partido Laborista, declaró que le “corresponde al gobierno decidir qué acción debe tomar, pero se necesita una acción rápida” que “debe tomarse muy pronto y debe ser decisiva”, e hizo un llamamiento al primer ministro: "Tome esa medida. Hágalo ahora y lo apoyaremos". También la ministra principal de Escocia, Nicola Sturgeon, advirtió en una rueda de prensa que en los próximos días se tomarán "decisiones difíciles pero necesarias”, ya que "ahora estamos en un punto realmente crítico: el Covid-19 está aumentando, no solo aquí en Escocia; está aumentando en el Reino Unido y en toda Europa”. Por este motivo, solicitó a Johnson que convoque una reunión este fin de semana del comité de emergencia Cobra, para alcanzar un acuerdo sobre las medidas que podrían tomarse antes de tener que recurrir a un nuevo confinamiento general. Actualmente, algunas comunidades de Reino Unido están bajo la imposición de restricciones locales debido al aumento de casos, que incluyen la prohibición de la mezcla entre familias residentes en diferentes hogares, así como la limitación en el horario de los servicios de hostelería. Sin embargo, los informes científicos aseguran que no están siendo suficientes para evitar el aumento de los casos. Al igual que durante el pico de la pandemia, en abril, el objetivo del Gobierno es evitar la saturación del sistema nacional de salud. "Desafortunadamente no solo aumentan los casos, también aumenta la cantidad de personas que terminan en el hospital”, aseguró el ministro de Salud, quien insistió en que aunque "haremos lo que sea necesario para mantener a las personas a salvo, la primera línea de defensa que todo el mundo debería seguir es el distanciamiento social”. Hancock agregó que "el sistema de rastreo de contactos, que está funcionando muy bien, es la segunda línea de defensa, después los cierres locales y la última línea de defensa es el bloqueo a nivel nacional”.

Ocho noticias de hoy sobre el coronavirus
18/09/2020 19:57:10
El Ministerio de Sanidad ha sumado este viernes 14.389 nuevos positivos al recuento total de casos de coronavirus confirmados en España y 90 fallecidos más que ayer. Si quieres estar al día de todas las novedades informativas del virus Covid-19 ABC pone en marcha una nueva «newsletter» especial para todos sus lectores. Para empezar a recibirla, solo debes completar un breve formulario de registro. 1. Madrid confina a 850.000 habitantes en 37 zonas de 6 distritos y 8 municipios Seis distritos y ocho municipios de Madrid verán restringida la entrada o salida de ciudadanas para evitar los contagios. Según ha explicado la presidenta regional Isabel Díaz Ayuso, son 37 las áreas en las que se dan cifras «altísimas», de más de 1.000 contagios por cada 100.000 habitantes, y donde se van a establecer restricciones de movilidad. Pero éstas, ha asegurado la jefa del Ejecutivo regional, no afectarán al resto de ciudadanos en sus traslados a los trabajos, estudios o gestiones. Las nuevas restricciones se aplicarán desde el próximo lunes 21 de septiembre, informó el Gobierno regional. 2. Qué se puede hacer y qué no en las 37 zonas afectadas Tanto en espacios públicos como privados, las reuniones se reducirán a un máximo de seis personas en todo el territorio, es una medida general que afecta a toda la región. Sin embargo, solo en las 37 áreas básicas de salud se aplicarán los nuevos límites de aforo y horario. ABC ofrece una guía para que sepas qué puedes hacer y qué no a partir del lunes 21 de septiembre si te encuentras en alguna de las zonas afectadas. 3. ¿Qué regiones están sufriendo mayor presión en sus UCI? El 19 de agosto en España había 522 hospitalizados en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) como consecuencia del coronavirus; hoy, en poco menos de un mes, las vidas que dependen de este tipo de asistencia son más del doble: 1.289. Para poner la cifra en perspectiva, el número estimado de camas UCI en hospitales públicos en España es de 3.508. Por lo que, tomando esta referencia, en la actualidad el 37% de las camas UCI de los hospitales públicos estarían ocupadas por enfermos de Covid-19. Sin embargo, si atendemos a la situación por comunidades autónomas, se observa cómo la ocupación es muy desigual. 4. La situación de Madrid, la peor de las grandes capitales La expansión del coronavirus en Madrid no tiene comparación con las grandes ciudades europeas y mundiales. A pesar de compartir elementos propios de las grandes urbes, como la densidad de población y la alta movilidad, la capital de España las supera ampliamente en número de contagios, casos per cápita y porcentaje que suponen sobre el total del país. 5. ¿Qué están haciendo diferente España y Alemania en la lucha contra el coronavirus? Las cifras son muy diferentes. Mientras el Ministerio de Sanidad reconoció ayer 11.291 contagios y 162 muertes en España, el Instituto Robert Koch alemán anotó 2.194 contagios por coronavirus y solamente 3 fallecimientos. ¿A qué responde ese desigual desarrollo de la segunda ola? ¿Qué diferencias hay entre la gestión de uno y otro país?. «No mucha», reconoce el virólogo de cabecera de Angela Merkel, Christian Drosten. 6. Más de medio millón de trabajadores quedarían fuera de los ERTE con el plan del Gobierno Solo un giro de 180 grados en las negociaciones que deben prorrogar los ERTES permitirá que empresarios y sindicatos rubriquen un acuerdo para prorrogar las ayudas al empleo. La propuesta que defienden los ministros de ala socialista, José Luis Escrivá, Nadia Calviño y Reyes Maroto de mantener las ayudas solo para los sectores más dañados, como el turismo, dejaría fuera de protección a más de 500.000 trabajadores, según datos que manejan los negociadores. Es decir, que de los 700.000 trabajadores que actualmente están bajo el paraguas de los ERTE, sólo 190.000 se acogerían a la protección por fuerza mayor. Un derrotero que sería la antesala de un tsunami laboral. 7. ¿Podemos diferenciar los síntomas del coronavirus, gripe y resfriado? Con la llegada del otoño, además del coronavirus, empezaremos a convivir con otras infecciones respiratorias muy comunes como el resfriado o la gripe. ¿Podemos diferenciarlas por sus síntomas? Es complicado, aunque podemos fijarnos en algunos matices. «Si bien las tres patologías comparten sintomatología, como la tos, malestar general, congestión nasal, dolor de garganta, dolor muscular, cefalea, en la práctica encontramos que hay un predominio en cada patología de uno o varios síntomas», explica el doctor Mario German Alzate, médico general y miembro de Doctoralia. 8. Esquivando la lentitud de las autoridades sanitarias: así se organizan los padres ante los positivos en clase Cuando apenas ha echado a andar el nuevo curso 2020-2021, ya se pueden contabilizar oficialmente un total de 116 centros educativos y 199 aulas clausuradas en toda España, con 27 profesores contagiados, según el último recuento realizado por la Confederación de Sindicatos de Trabajadoras y Trabajadores de la Enseñanza (STEs), con datos a 15 de septiembre de 2020. Sin embargo, la propia saturación del sistema sanitario en varias comunidades o incluso la propia dejadez de las administraciones, está haciendo que varios padres, a falta de comunicaciones oficiales, decidan por su cuenta cómo actuar ante los casos positivos que se van conociendo en clase de sus hijos.

La reforma laboral de Sánchez y el alza de costes amenazan el empleo
18/09/2020 19:53:20
Los últimos datos conocidos sobre la evolución de los costes laborales en España y el impacto conocido de la pandemia en el mercado de trabajo dan cuenta del estrecho margen de maniobra que tiene el Gobierno en su intento anunciado de reforma laboral, que más allá ya ha sido desaconsejado desde organismo como la Comisión Europea o el Fondo Monetario Internacional, que piden al Ejecutivo de Pedro Sánchez mantener vigentes los fundamentos de la reforma del PP de 2012. Pero los expertos advierten de que ciertos cambios como revertir la prevalencia del convenio de empresa sobre el sectorial, rescatar la ultraactividad de los convenios o modificar la política de subcontratación podrían, llegado el punto, suponer un elemento de mayor destrucción de empleo por el incremento de las cargas para los empresarios.

La méteo: els ruixats s'acabaran demà però tornaran la setmana que ve
18/09/2020 19:35:00
Aquesta tarda han rebrotat alguns ruixats més dispersos en comarques del sud i del Pirineu. Tot i que a partir del migdia ha deixat de ploure gairebé arreu, fins demà al matí el temps encara serà molt insegur, els ruixats i tronades continuaran apareixent aquí i allà de forma molt dispersa, però amb pluges localment intenses. Fins a les 7 de la tarda aquestes són algunes de les pluges més abundants d'avui (dades en l/m2): La Mussara, 59 L'Albiol, 44 L'Hospitalet de l'Infant, 40 Blancafort, 31 Valls, 29 Mont-roig del Camp, 27 Reus, 27 L'Espluga de Francolí, 26 Alforja, 22 Vilafranca del Penedès, 21 Montblanc, 20 El Meteocat té actius avisos de perill alt per intensitat de pluja i per la possibilitat de tempestes o pedregades. El risc més elevat afecta les comarques de la Costa Daurada i la costa central, del Camp de Tarragona fins al tram Baix del Llobregat. Bona part del cap de setmana el temps estarà més marcat pel sol que no pas pels núvols, però cal tenir en compte que demà i diumenge a la tarda encara es repetiran algunes tempestes, en aquest cas concentrades al Pirineu. Els ruixats també marcaran l'inici de la setmana que ve, sobretot dimarts i dimecres seran dies amb xàfecs i tronades intermitents en moltes comarques. En aquest cas, tot fa pensar que els ruixats seran més freqüents en comarques de Girona i de Barcelona que no pas al sud i a Ponent. La setmana que ve serà de pluges també destacables al Pirineu i Prepirineu. Avui la temperatura recularà clarament respecte a ahir en comarques interiors. Les màximes ja no passaran dels 30 graus gairebé enlloc, però la xafogor seguirà sent marcada a la costa. Demà la sensació tèrmica recularà també a prop de mar i a la tarda el vent d'entre sud i garbí bufarà amb cops de fins a 50 km/h a la Costa Brava. Comencem a estar pendents d'un canvi de temps que podria fer arribar l'ambient clarament de tardor abans no s'acabi el mes de setembre. Al voltant del pròxim cap de setmana diversos models de previsió apunten a una possible entrada d'aire més fred que faci baixar la temperatura considerablement. El tram final del mes de setembre podria ser més de tardor del que tocaria. De moment a mitjà termini el canvi encara serà molt menys notori. La pròxima setmana serà de menys calor que aquesta, però com a mínim fins dijous seguirem amb una sensació que en tot cas serà de final d'estiu, però encara no de tardor.

Disminueixen els contagis fins als 540 nous positius al País Valencià
18/09/2020 19:29:03
El País Valencià ha notificat en les últimes 24 hores 540 nous contagis de coronavirus, és a dir, 141 menys que la jornada anterior, quan se'n van registrar 681. Actualment la xifra total de positius és de 34.413. Cal recordar que avui s'han superat el milió de proves PCR i de tests ràpids des de l'inici de la pandèmia. Si més no, els brots continuen sent bastant nombrosos, i en aquesta jornada se n'han detectat 30 de nous. En destaquen els d'alguns municipis com ara Alzira (Ribera Alta), on s'han detectat tres brots d'origen social que afecten 17 persones, o Carlet (Ribera Alta), on hi ha set nous brots també d'origen social que afecten 46 persones. Precisament en aquest municipi riberenc la conselleria de Sanitat va ordenar el tancament del Centre de Dia i va restringir les visites i les sortides a les dues residències de la localitat, una de les quals és la residència pública més gran del País Valencià. A més, ahir el consistori va reforçar aquestes mesures amb el tancament dels parcs i jardins, i la suspensió actes públics, culturals, esportius o d'oci fins a l'1 d'octubre. Les defuncions també han experimentat una davallada respecte d'ahir, quan es van notificar nou morts, davant les dues registrades avui. Malgrat tot, continuen afectant els usuaris de les residències. En aquesta ocasió, una de les víctimes correspon a aquests centres. Amb aquesta nova actualització ja han mort 1.584 persones al País Valencià d'ençà que va començar la pandèmia. Es mantenen les xifres als hospitals i les residències Els hospitals valencians tenen ara com ara 484 persones ingressades (+2), 68 de les quals a l'UCI (sense variació), unes xifres que es mantenen constants en els últims dies. Al seu torn, en les últimes 24 hores 777 pacients han rebut l'alta i ja s'han curat 35.905 persones. D'aquesta manera, hi ha actius 6.000 casos, un 13,80% del total de positius. Segons les dades de la conselleria de Sanitat, actualment hi ha algun cas positiu en 51 residències de persones grans, en 11 centres de persones amb diversitat funcional i en tres centres de menors. Entre els residents s'ha detectat una víctima mortal i 16 nous positius, mentre que entre els treballadors d'aquests centres hi ha 22 nous contagis. Sanitat aixeca el confinament a Benigànim El departament que dirigeix Ana Barceló ha aixecat les mesures excepcionals adoptades l'1 de setembre al municipi valencià de Benigànim (Vall d'Albaida). Aquesta nova situació serà efectiva a partir de dimarts vinent, 22 de setembre, i ha sigut possible gràcies a la millora de les dades epidemiològiques. Aquestes mesures obligaven al confinament perimetral de la població, tot i que permetia la circulació de persones residents dins del municipi; establien fins a un màxim de 10 persones en reunions de caràcter social o familiar, i els actes de culte havien de fer-se amb aforament màxim de fins a un terç de la capacitat d'aquests llocs. "Ha estat molt important la col·laboració de tota la població de Benigànim per a evitar la propagació del virus i protegir així la salut de tots els veïns i veïnes. Per tant, continuem apel·lant a aquesta responsabilitat i col·laboració per a evitar un altre repunt en el diagnòstic de casos", ha assenyalat la consellera Barceló.

Restricción de movimiento, limitación de aforos y cierre de bares a las 22h: lee aquí las medidas que entrarán en vigor el lunes en Madrid
18/09/2020 18:10:18
El Gobierno de la Comunidad de Madrid ha anunciado este viernes las nuevas medidas que van a poner en marcha a partir de la medianoche del lunes para combatir el repunte de la pandemia. La estrategia aprobada por el Ejecutivo autonómico, que se extenderá como mínimo durante dos semanas, implica limitación de movimiento, reducción de aforos y cierre de parques y jardines en las 37 zonas sanitarias con mayor incidencia acumulada del virus, las restricciones afectarán a a 855.193 personas, el 13% de la población de la región. Además, en toda la autonomía se limitarán las reuniones a seis personas. Estas son las medidas anunciadas por el equipo de Isabel Díaz Ayuso. Se restringe la entrada y salida en las 37 áreas en las que la Comunidad limitará el movimiento. Solo se permitirá que los ciudadanos salgan del perímetro por desplazamientos que cuenten con una justificación como acudir a una cita médica o por necesidad de asistencia sanitaria, para cumplir con obligaciones laborales, desplazamiento a centros docentes y educativos, retorno a la residencia habitual, también permitirán que aquellos residentes que tengan que cuidar a personas mayores o dependientes puedan evadir la restricción. Asimismo, se permitirá abandonar esta sección sanitaria para desplazarse a entidades financieras, asistir a citaciones urgentes en órganos judiciales, renovar permisos oficiales, presentarse a exámenes oficiales inaplazables o argumentar motivos de causa mayor.En las zonas anunciadas se permitirá la circulación por carretera, eso sí, solo se autorizará que pasen vehículos con un trayecto que  tiene origen y final fuera del perímetro. Aunque se permitirá la circulación de los residentes dentro de estos ámbitos territoriales, el consejero de Sanidad ha asegurado que “se desaconseja” el desplazamiento y la realización de actividades que “no sean imprescindibles”. La asistencia a lugares de culto se limita a un tercio de su aforo.Los velatorios únicamente podrán contar con quince personas en el exterior y diez en el interior. Por su parte, las comitivas presentes en enterramientos y cremaciones se reducirán a quince personas. Cerrarán a las 22h y tendrán un aforo limitado al 50% los establecimientos abiertos al público, locales comerciales, con la excepción de farmacias, centros médicos, veterinarios, gasolineras y otros considerados esenciales.En la hostelería también se impone un 50% de aforo y deberán cerrar a las 22h, los bares tendrán que eliminar el consumo en barra. Asimismo, sólo podrá haber 6 comensales en cada mesa, en lugar de 10 personas como hasta ahora. Solo hay una excepción, los  servicios de entrega de comida a domicilio seguirán funcionando pasadas las diez de la noche.Se limita a seis personas los grupos que acudan a una actividad presencial que se realice en instalaciones deportivas, tanto al aire libre como en interior, siempre que no se supere el 50% del aforo, siempre se deberán mantener las oportunas medidas de distancia de seguridad.Se suspende actividad en parques, también en los infantiles, y jardines.En toda la Comunidad de Madrid, las reuniones en espacios públicos y privados se limitarán a seis personas, salvo que se trate de convivientes.

La teva privacitat és important

Utilitzem galetes (cookies) pròpies i de tercers per analitzar el web, permetre el funcionament d’un xat, donar suport i resoldre dubtes dels usuaris, personalitzar les opcions de navegació per a la nostra web i oferir la possibilitat de compartir i d’interactuar amb les xarxes socials. Mitjançant l’acceptació d’aquesta informació, se n’accepta expressament l’ús. En tot cas, es pot obtenir més informació sobre la nostra política de galetes o saber com deshabilitar-les o desactivar-les amb la informació que es mostra aquí.